Farc dejan sus armas mientras la ONU certifica

Farc dejan sus armas mientras la ONU certifica

26 de Junio del 2017

Este martes 27 de junio el país será testigo de un hecho sin precedentes cuando en un acto simbólico la guerrilla de las Farc deje sus armas definitivamente, termine un conflicto de más de 50 años, e inicie su transición a partido político.

El evento estará presidido por el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las Farc, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’. El acto se iniciará en horas de la mañana en Mesetas, Meta, donde se encuentran temporalmente cerca de 1000 excombatientes que ya abandonaron su armamento personal.

En un comunicado difundido este lunes por la  Misión de la ONU en Colombia, informaron que “en las 26 Zonas y Puntos Veredales de Normalización que se encuentran en el país se tiene en conjunto registrado  7.132 armas”. Certificando así que la totalidad del grupo ha entregado el arsenal.

“Aquellas que, de conformidad con la Hoja de Ruta, servirán para dar seguridad a los 26 campamentos de las FARC-EP, permanecerán en las zonas hasta el 1 de agosto”, concluye el comunicado.

Para esa fecha de agosto, la Misión tendrá que extraer los contenedores de las Zonas y Puntos Veredales y aquellos lugares se convertirían así en “Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación”. En adición a lo anterior la Misión ha firmado compromisos con los guerrilleros para que ellos no vuelvan a delinquir o empuñen un arma.

Solo faltaría la revisión de armamento en diversas caletas de la guerrilla a lo largo del país, en un plazo que finalizaría el próximo 1 de septiembre. La Misión confirma que hasta la fecha ha podido verificar 77 caletas de las cuales “se han destruido municiones, explosivos y armamento inestable”.

El pasado 20 de junio se inició la última fase de dejación de armas. En la última semana, el grupo entregó el 40% de su arsenal, tras entregar semanas atrás el porcentaje restante.

La misión de la ONU, con unos 450 observadores, ha sido la encargada de verificar el desarme, almacenar el arsenal y destruirlo, en un plazo final que sería del 1 de septiembre.

Un de los  actos simbólicos iniciales previo a lo que sucederá en el Meta,  se dio este lunes en la mañana en zona veredal de Dabeiba, occidente de Antioquia, cuando uno de los comandantes de las Farc, Félix Antonio Muñoz Lascarro, conocido como Pastor Alape, entregó el arma que años atrás había recibido como regalo de manos histórico líder guerrillero Manuel Marulanda.

Los mensajes de optimismo y esperanza por este final del proceso de negociaciones que se inició hace más de cuatro años surgen nuevamente, especialmente en las redes sociales.

Ante el suceso histórico por ser este el conflicto armado más antiguo del continente surgen las voces que apoyan lo emprendido por las Farc. Ya se mueven por las redes las etiquetas para promocionar el momento.

Entre otras está el #YoMeDesarmo, en donde funcionarios y personalidades de la vida nacional y gente del común dan un respaldo a la iniciativa de abandonar las armas y discutir con ideas. El #SiALaPaz, #SinArmas,  #DejaciónDeArmas, #NuestraUnicaArmaLaPalabra, entre otras.

Londoño a través de Twitter anunció su llegada a la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de Buenavista, ubicada en Mesetas, Meta, donde ocurrirá el acto este martes.

No todo es apoyo en estas horas previas a la jornada histórica. El senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez recientemente criticó con los acuerdos alcanzados, sin embargo, le puso matices.

“Si uno de los nuestros, nuestro candidato del Centro Democrático o de la coalición con el ex presidente Pastrana, la doctora Marta Lucía Ramírez, con Alejandro Ordóñez, con grupos de víctimas, con grupos cristianos, laicos, católicos y muchos sectores de la comunidad colombiana, gana la presidencia el próximo año entrante, como lo he dicho, nosotros modificamos, pero no desconocemos los acuerdos”, afirmó el exmandatario.

Para mañana no se tendrá la paz inmediata, o hará cambiar de idea a los escépticos inmediatamente y lo más probable es que persistirán otras formas de violencia. Sin embargo aquella guerrilla de origen campesino que algunas veces puso en jaque al Estado con su accionar violento dejará de exisitir.

Según sus líderes continuarán bajo otras formas de lucha, al parecer de ideas y discusión.