¡Que regresen a La Habana!

¡Que regresen a La Habana!

18 de febrero del 2016

Humberto de la Calle, jefe negociador por parte del Gobierno en los diálogos de paz que se adelantan en La Habana con la guerrilla de las Farc, tras el acto público que el grupo insurgente llevó a cabo en La Guajira, exigió por orden del Presidente Santos que dicha delegación de guerrilleros, encabezada de por Iván Márquez, regrese a La Habana.

Lea también: La mala suerte de los diez intentos de paz que ha tenido Colombia.

De la Calle, desde la Casa de Nariño y acompañado por el Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, leyó el siguiente comunicado.

Lea también: ¿Qué tanto han estudiado los cabecillas de las Farc?

“El Gobierno Nacional autorizó el año pasado una serie de visitas de los miembros representantes de las FARC en la Mesa de Conversaciones a sus respectivos campamentos, con el propósito de hacer pedagogía y explicar a la guerrilla de las FARC los acuerdos alcanzados. El Gobierno es consciente de que el fin del conflicto y la sostenibilidad de una paz estable y duradera requiere que  los integrantes de las FARC conozcan los acuerdos logrados y se comprometan con ellos.

Con este propósito, se han desarrollado hasta la fecha cinco visitas a Colombia de miembros representantes de las FARC. Para garantizar el buen desarrollo de esas visitas el Gobierno adoptó las medidas de seguridad necesarias.

En la última visita, el grupo encabezado por Iván Márquez, ha violado las reglas de juego acordadas de no tener trato con la población civil y mucho menos participar con hombres uniformados y armados en un evento público con la comunidad en la plaza principal de un corregimiento como ocurrió en el Conejo.

Por esta razón el Gobierno Nacional solicitó al Comité Internacional de la Cruz Roja y a los países garantes, Cuba y Noruega, que tomen las medidas necesarias para que el grupo encabezado por Iván Márquez regrese a La Habana a la mayor brevedad posible de acuerdo con los protocolos de seguridad acordados.

Por instrucciones del Presidente de la República, las visitas de los delegados de las FARC a sus campamentos para hacer pedagogía sobre los acuerdos quedan suspendidas.

Para el Gobierno una regla fundamental de este acuerdo es que no habrá política con armas y en esa medida, ésta es una violación inaceptable”.