Crecen las dudas: ¿Celador del Equus 66 se suicidó o lo mataron?

Crecen las dudas: ¿Celador del Equus 66 se suicidó o lo mataron?

12 de diciembre del 2016

Este lunes Medicina Legal dejó más dudas que certezas luego de dar a conocer el resultado inicial de la necropsia que se le practicó al cuerpo de Fernando Merchán Murillo, el vigilante que trabajó en el edificio Equus 66 el día que apareció muerta Yuliana Andrea Samboní en el apartamento 603.

Carlos Valdes, director de Medicina Legal, señaló que en el cuerpo del vigilante se encontraron cinco heridas ocasionadas con arma blanca. “Una en la parte inferior de la pierna derecha, otra en el mismo lado de la pierna izquierda. Tenía una cortadura en el cuello, además de las dos heridas en cada una de las muñecas. Ninguna de ellas reviste la gravedad para explicar la muerte”, dijo el funcionario.

El primer resultado de esta necropsia deja claro que “la causa de la muerte continúa en estudio”. Hasta que la entidad técnica no arroje un resultado certero sobre el caso, seguirá len el ambiente la pregunta: ¿A Fernando Merchán Murillo lo mataron?  La hipótesis del suicidio aún no se descarta.

Lea también: El celador: ¿Sabía demasiado o tenía algo que ocultar?

El cuchillo, con el que al parecer se provocaron las heridas mortales de Murillo, estaba al lado del cuerpo que fue encontrado en el el baño de la vivienda en el sur occidente de Bogotá el pasado viernes diez de diciembre.

Karen Lorena Merchán, hija de Fernando, aseguró a las autoridades que era el mismo con el que preparaban los alimentos en la casa.

Según el informe preliminar de Medicina Legal, “su muerte se produjo por un shock hipovolémico, por la pérdida de sangre que ocasionaron las graves lesiones”. Por otra parte y según Valdés, tras realizar los exámenes grafológicos a la carta encontrada junto al cuerpo del vigilante, el texto sí corresponde con su letra.

Fernando Merchán Murillo era pieza clave dentro de la investigación de la muerte de Yuliana Samboní.

Además:  Uribe Noguera habría perseguido a Yuliana durante varios días.

Alt_portero_equus_portada

El pasado viernes se conoció una prueba que sería clave para establecer la responsabilidad de los hermanos Uribe Noguera en el caso que conmueve a Colombia.

Se publicó la minuta del edificio Equus 66, en ella, Fernando Merchán Murillo registró que Catalina y Francisco Uribe Noguera ingresaron al apartamento de su hermano 3:40 de la tarde del domingo 4 de diciembre de 2016.

La minuta dice textualmente lo siguiente:

“A esta hora entró la señora Catalina Uribe al apartamento 603. Ella tiene las llaves, el apartamento está solo. Guarda de turno Fernando Merchán. También entró el señor Francisco Uribe c.c. 79.782.613, hermano del señor Rafael Uribe”.

Pese a que el documento dejaría claro que los hermanos Catalina y Francisco Uribe Noguera sí ingresaron al apartamento en el que fue asesinada Yuliana (antes de que Francisco diera aviso a las autoridades), plantea una pregunta: ¿Por qué Fernando Merchán Murillo escribió en la minuta que el apartamento estaba solo?

El documento le serviría a los investigadores confirmar una hipótesis: Francisco supo mucho antes de que informara a la policía de lo que había hecho su hermano.

El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, también aseguró este lunes que encontraron “material biológico” de Rafael Uribe Noguera, en el cuerpo de Yuliana.

Además: Lo que el hermano de Rafaél Uribe tendrá que aclararle a las autoridades

“Sin ninguna duda, con la mayor certeza se encontró material biológico que vincula al señor Rafael Uribe con la muerte y abuso sexual de la menor de siete años”, dijo Carlos Eduardo Valdés, director del instituto forense.

“Con esas evidencias se presentará el escrito de acusación contra Uribe Noguera“, aseguró el director de Fiscalías y Seguridad Ciudadana, Luis González.

Para la Fiscalía, las pruebas recopiladas hasta ahora son suficientes como para evitar un escenario de acuerdo con el principal sospechoso de la muerte de la pequeña de siete años.

“La Fiscalía tiene una teoría solida del caso, acompañada de evidencias y material probatorio de diferente índole, todas tangibles, especialmente las de Medicina Legal”,  agregó González.

Hay otro frente de la investigación que las autoridades no abandonan. ¿Ayudaron los hermanos Noguera a alterar la escena del crimen?

“Lamentamos profundamente la muerte de Yuliana. Yo estoy profundamente compungido por lo que pasó”, dijo Francisco Uribe Noguera, hermano de Rafael, antes de su cita con la fiscal 121 de la Unidad de Vida, la funcionaria asignada para el caso.

Son varias las dudas que tiene la Fiscalía; dejar claro si los hermanos de Rafaél ayudaron a alterar la escena del crimen, es el principal objetivo de la indagatoria que se llevó a cabo el pasado viernes.

alt_equss

Eso lo dejó claro el mismo Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez el pasado lunes: “No vamos a a permitir que se obstruya la justicia (…) la escena del crimen fue manipulada y he instruido a los fiscales para que judicialicen a los terceros, que están intentando obstruir la acción de la Fiscalía”.

Aunque el mismo Francisco Uribe Noguera llevó a los agentes de la Dijin al apartamento en el que estaba el cuerpo sin vida de Yuliana, los investigadores sospechan que desde el mismo momento en el que Francisco fue contactado para que ayudara a dar con el paradero de su hermano, sabía lo que estaba pasando.

Las dudas que las autoridades tienen sobre Francisco Uribe Noguera 

La investigación busca establecer qué hizo Francisco Uribe Noguera después de las 2:20 de la tarde – hora en la que se encontró con la policía con el hermano del Sospechoso –  y las 630: pm – hora en la que Francisco llamó a la Policía para avisarles que su hermano había aparecido y que iba junto a él rumbo hacia la clínica Monserrate.

No es claro, por ejemplo, por qué Francisco no le habló a la policía -desde un principio – de la existencia del apartamento 603 en el edificio Equus 66, donde fue encontrada Yuliana. 

Solo fue hasta las 7:00 pm que Francisco le reportó a la policía la existencia de ese apartamento. ¿Por qué no lo hizo desde el principio?

Fiscalía y Policía investigan qué pasó en el apartamento de Chico Alto esa tarde de domingo. Según El Tiempo, “hay testimonios y videos que lo ubican saliendo con él del sitio (edificio Equus 66) a las 4:10 pm. Es decir, unas tres horas antes de que el Gaula fuera citado por la familia a la clínica y una media hora después de haber ingresado al edificio”.

El pasado miércoles siete de diciembre, Francisco Uribe Noguera emitió uncomunicado en el que señaló que su familia también es víctima del crimen de la pequeña Yuliana. 

“Espero que la opinión pública entienda, y que las autoridades confirmen, que nosotros también somos víctimas de esta tragedia”, dijo en el comunicado.

En el mismo, el hermano del sospechoso por el asesinato de Yuliana, anunció que renuncia a la firma de abogados Brigard & Urrutia.

“Ante el inmenso dolor y el daño emocional que nos ha producido a mí y mi familia, he decido suspender mis actividades profesionales en la firma Brigard & Urrutia para dedicarme a sanar esas heridas junto a mis padres, mi esposa y mis dos pequeñas hijas”.

Según ha trascendido, luego de que la policía encontrara a Yuliana en el apartamento que indicó Francisco, este dijo, entre sorprendido y consternado: “¡Qué hizo este man, no puede ser!”