Financiación a los paramilitares en Urabá es delito de lesa humanidad

Financiación a los paramilitares en Urabá es delito de lesa humanidad

3 de febrero del 2017

El concierto para delinquir agravado por el que son investigadas algunas empresas bananeras del Urabá antioqueño y chocoano, que financiaron las Autodefensas Unidas de Colombia entre 1996 y 2004, fue declarado por la Fiscalía General de la Nación como un delito de lesa humanidad. De esta forma, la entidad se asegura de que no prescriba con el tiempo y se pueda continuar con las investigaciones.

El ente informó que fue posible establecer que “efectivamente con los dineros aportados por aquellos bananeros que financiaron el grupo paramilitar, no solo se garantizó el funcionamiento, permanencia y crecimiento del grupo armado al margen de la ley en la zona, sino que con dichos recursos se compraron las armas que posteriormente fueron utilizadas para ejecutar toda suerte de delitos”.

La decisión, explicó la Fiscalía, se soporta en las declaraciones que dio Raúl Hasbún Mendoza, más conocido por los alias “Pedro Bonito” o “Pedro Ponte”, quien fue comendante del Frente Arlex Hurtado del Bloque Bananero, y que fueron confirmadas por otros vinculados al proceso de investigación.

Le puede interesar: (Video) Alerta por posible rearme de paramilitares en Urabá

El hombre reveló nombres y señaló directamente a algunos empresarios bananeros de la zona de Urabá que presuntamente financiaron a las AUC.

Carlos Villamil, Director de Justicia Transicional de la Fiscalía, contó a los medios que “los bananeros de la época, al parecer, aportaron para el sostenimiento del grupo paramilitar una importante suma de dinero que terminó llegando a manos de los armados ilegales a través de las denominadas Convivir, cuando estas eran legales, y posteriormente de cooperativas de seguridad. Las manifestaciones del excomandante paramilitar son ratificadas por otros exintegrantes de la agrupación armada al margen de la ley, entre ellos Hebert Veloza, alias ‘HH’, y por varios precedentes judiciales”.

Cabe señalar que con la declaración de este delito como de lesa humanidad no solo van a ser investigadas las empresas bananeras sino otros empresarios del Urabá antioqueño y chocoano que contribuyeron a la financiación de grupos armados. Además, si se detecta que terceros financiaron también a las Farc, al ELN o al EPL se les dará el mismo tratamiento.

Lea también: Conectividad y desarrollo urbano, plan de Antioquia en Urabá

“La Fiscalía quiere destacar que, aunque no es un motivo de esta investigación, es posible sostener que igual tratamiento de concierto para delinquir agravado como crimen de lesa humanidad deberá darse y habrán de soportar aquellos empresarios bananeros, que en la denominada zona del Urabá Antioqueño, por convicción o convivencia, contribuyeron y financiaron voluntariamente a grupos armados al margen de la ley, entiéndase Farc, EPL, y ELN”, puntualizó el director Villamil.