Fiscalía brasileña pide que aumenten pena contra Lula

27 de junio del 2019

El martes pasado la justicia de Brasil rechazó dos pedidos de “hábeas corpus”,

Fiscalía brasileña pide que aumenten pena contra Lula

El Ministerio Público Federal (MPF) de Brasil pidió a un tribunal regional que se incremente la pena de la segunda condena por corrupción, dictada contra el expresidente de dicho país Luiz Inácio Lula da Silva.

El MPF entregó al Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región el pedido que sugiere el aumento de la pena en el caso del apartamento de Atibaia, Sao Pablo, en el cual el líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue acusado de aceptar reformas por USD 270.000 a cambio de favores políticos para las constructoras Odebrecht y OAS.

En primera instancia, la justicia del estado de Paraná condenó a Lula a 12 años y 11 meses por corrupción pasiva y lavado de dinero por presuntamente favorecerse con las reparaciones llevadas a cabo en la vivienda de Atibaia.

En abril del año pasado, Lula fue condenado a 12 años de cárcel por aceptar un lujoso apartamento en la localidad costera de Guarujá, en el estado de Sao Paulo, como parte de pago de un soborno realizado por la constructora OAS, misma que recibió millonarios beneficios por contratos con la petrolera estatal Petrobras.

El pasado martes, la Segunda Sala del Tribunal Supremo de Justicia de Brasil rechazó dos pedidos de “hábeas corpus” con los que el expresidente Lula da Silva pudo haber obtenido su libertad.

Los jueces Gilmar Mendes y Ricardo Lewandowski votaron en favor de Lula, mientras que los magistrados Edson Fachin, Celso de Mello y Carmen Lúcia lo hicieron en contra.

Hay que recordar que en la investigación de ‘Lava Jato’, la más grande persecución contra los corruptos en el gigante suramericano, resultaron salpicados fuertes nombres de la política brasileña como los expresidentes Dilma Rousseff y Michel Temer.

En diciembre del 2016, cerca de 80 ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht firmaron un acuerdo de colaboración con las autoridades judiciales de Brasil, Estados Unidos y Suiza. Los funcionarios de Odebrecht admitieron que se pagaron unos USD 1.000 millones en sobornos a dirigentes de 12 países del mundo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO