Científicos fotografían un agujero negro por primera vez

10 de abril del 2019

Las predicciones fueron confirmadas con la fotografía.

agujero negro

Shutterstock

Más de 200 investigadores y astrónomos, junto a un telescopio de escala planetaria, con ocho radiotelescopios distribuidos por todo el globo, lograron un hito histórico: fotografiar por primera vez en la historia un agujero negro a unos 52 millones de años luz de la Tierra.

Escuche qué significa el hallazgo de un agujero negro:

El Event Horizon Telescope fue el objeto que captó el inmenso cuerpo celeste que ha sido descrito como un agujero negrosupermasivo por sus dimensiones. Tiene una dimensión equivalente a 6.500 millones de veces la masa del Sol y sería superior al tamaño de nuestro sistema solar.

Es esa dimensión y la densidad de la zona la que ha permitido que el objeto sea captado a través de los sistemas de investigación en la Tierra. Dado que la luz que está atrapada en el agujero es más brillante que la de todas las millones de estrellas combinadas.

Heino Falcke, de la Universidad Radboud en Holanda, fue quien ideó la unión de los telescopios para lograr captar la imagen, haciendo más potente la capacidad de los aparatos ubicados en la Tierra. La imagen obtenida confirmó las predicciones que los científicos habían hecho hasta el momento, basados en las predicciones e investigaciones precedentes.

Ciertamente el agujero como tal no es visible, pero es la luz atrapada en su fuerza gravitacional, que está cayendo dentro de él, lo que permite delinear su imagen. El gas se calienta a millones de grados produciendo destellos de luz, que es la parte naranja que se logra ver en la imagen obtenida este miércoles 10 de abril.

Esto, según los investigadores, confirmaría lo que Albert Einstein formuló hace cerca de un siglo sobre un horizonte de sucesos. Un cuerpo de altísima densidad que podría incluso distorsionar el espacio tiempo. La figura que el célebre científico formuló, de forma circular, queda comprobada con la imagen.

Este agujero negro está ubicado en la galaxia M87 en la constelación de Virgo e impone un nuevo reto para los científicos que ahora tendrán más retos para explicar estos cuerpos que han sido una incógnita sobre el Universo desde la promulgación, ahora confirmada, de su existencia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO