Hermano de Rafael Uribe Noguera fue absuelto

18 de abril del 2018

La magistrada no encontró faltas en su profesión como abogado.

Francisco Uribe Noguera

Francisco Uribe Noguera, hermano de Rafael Uribe Noguera confeso violador y asesino de la menor Yuliana Samboní en 2016, fue absuelto por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria de la Judicatura. Según el ente judicial, el abogado, Francisco Uribe Noguera no entorpeció la investigación ni ocultó pruebas.

Sin embargo, esta entidad solo estudia las faltas disciplinarias en que habría incurrido un funcionario o abogado profesional en el ejercicio de sus funciones. Por eso la Magistrada del Consejo Seccional de la Judicatura indagó sobre la posible intervención de Francisco Uribe Noguera como profesional del derehco.

Según había dicho la investigación en un principio, Francisco Uribe se había presentado como abogado de su hermano condenado y, utilizando esa posición jurisdiccional, había buscado entorpecer la recolección de las pruebas por parte de los fiscales que allanaron el apartamento del condenado.

Esos fueron en los que la Magistrada no encontró fundamento. Solicitó la revisión del expendiente y el testimonio de investigadores, agentes del Gaula que atendieron el caso y el médico de Rafael Uribe. Con base en eso, determinó que no se encontró actuaciones contrarias a la norma y por eso dio por terminado el caso en primera instancia.

Francisco y su hermana Catalina Uribe Noguera continuarán en el proceso penal por la acusación de la Fiscalía. El ente de control señala que Francisco Uribe podría haber llegado al apartamento donde se encontró el cuerpo de la menor y alterar las pruebas, de hecho se indaga si le habría suministrado drogas y alcohol Rafael para luego alegar inconsciencia.

Este fallo podría repercutir en el proceso penal en su contra. Según sentenció la magistrada del caso, “él (Francisco Uribe Noguera) hizo un apoyo profuso para poder colaborar con la administración de justicia en lo que se estaba indagando“.

Rafael Uribe Noguera aceptó los cargos de feminicidio y abuso sexual contra la niña Yuliana Samboní y fue condenado a 58 años de cárcel en 2017. El asesino pasa sus noches en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar y comparte celda con otros abusadores en serie y asesinos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO