Fuga en URI de Puente Aranda

shutterstock

Fuga en URI de Puente Aranda

14 de febrero del 2019

Las autoridades reportaron que nueve personas que estaban recluidas en la Unidad de Reacción Inmediata (URI), ubicada en el barrio Paloquemao, escaparon tras romper una de las paredes de la celda donde estaban prisioneros.

Los uniformados aún no han informado bajo que circunstancias los reclusos pudieron realizar el plan de fuga para el que evidentemente necesitaron herramientas y material pesado con el que rompieron el suelo del lugar de reclusión. Sin embargo, los Policías informaron que acordonaron la zona para realizar una búsqueda intensiva de los sindicados, además activaron el plan candado y están registrando las casas de los convictos para encontrar una pista que permita dar con su paradero.

Información entregada por los guardianes del penal sugiere que los presos habrían abierto un hueco en el piso de la celda, ubicada en el tercer piso para caer en los pasillos del segundo y alcanzar las puertas del penal.

El Teniente Coronel de la Policía Nacional, Ricardo Bustos, sostuvo que los presos aprovecharon un amotinamiento para terminar el túnel y fugarse.

Primeras informaciones sugieren que el hueco realizado por los reclusos tenía entre 30 y 40 centímetros de diámetro; además que habrían cavado durante 15 días para lograr terminarlo.

Videos publicados en redes sociales indican que varios reclusos denunciaban violación de derechos humanos por parte de los uniformados que realizaron el control luego del amotinamiento, nos han disparado tenemos los casquillos” aseguraba uno de los reclusos en el material difundido por redes sociales.

El pasado 30 de enero se presentó, en el mismo penal, un motín en el que resultó un recluso muerto y varios uniformados heridos. El 10 de noviembre en otra Uri conocida como Molinos más de 19 reclusos se fugaron al lograr someter a uno de los guardianes.