“Gobierno y FARC sí están hablando de desminado”

3 de febrero del 2015

Así lo aseguró Humberto de la Calle.

El jefe negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle, afirmó este martes que el desminado de las zonas sembradas de explosivos es uno de los “gestos” necesarios para reducir la intensidad del conflicto y aseguró que ha sido una de las propuestas tratadas en la mesa de diálogos de paz de La Habana.

“Desde hace varias semanas hemos tratado el tema de gestos para el desescalamiento del conflicto y en particular una propuesta sobre desminado”, afirmó De la Calle en declaraciones a medios de prensa, a su llegada a la sede de las conversaciones entre el Gobierno y las FARC en La Habana.

El jefe del equipo de paz gubernamental, quien no suele realizar declaraciones o responder a preguntas de la prensa durante las jornadas de negociaciones, se manifestó inesperadamente sobre ese asunto ante periodistas, a propósito de unas afirmaciones previas realizadas por la guerrilla.

La polémica surgió cuando el jefe rebelde “Pastor Alape“, alias de Félix Antonio Muñoz, preguntado por periodistas sobre el asunto del desminado, indicó: “esperamos que en la mesa tratemos esos temas para no ponernos aquí a hacer debate en ese sentido, esos son temas de la mesa”.

“Creo que hay un buen camino en esa dirección”, añadió “Alape”, quien es miembro del secretariado de las FARC.

Posteriormente, De la Calle dijo estar “sorprendido” con la respuesta de las FARC y aclaró: “eso no es ninguna especulación, es un tema sobre el que hemos venido trabajando desde hace meses y quería claridad a la opinión pública sobre el deseo del Gobierno y la necesidad de que se proceda en esos gestos y en particular (…) el tema del desminado”.

Hace dos días, antes de viajar a Cuba para el nuevo ciclo de los diálogos que comenzó, el líder negociador del Gobierno defendió la maniobra de desminado en el marco del Hay Festival de Cartagena.

De la Calle protagonizó allí un aclamado diálogo con la premio Nobel de Paz Jody Williams, en el que la estadounidense reclamó comenzar con el desminado incluso antes de firmar un acuerdo definitivo, y propuso elegir espacios para que Ejército y FARC trabajen en conjunto y de inmediato para retirar minas antipersona.

Horas después de las palabras de “Alape” y De la Calle, continuó hoy el cruce de declaraciones con un comunicado en el que las FARC afirman que “discutir sobre asuntos como el desminado o la violencia sexual en medio de la guerra” no les representa “ningún problema, siempre que sean atendidas las dificultades presentadas en ambos bandos”.

El comunicado, firmado por el Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC desde La Habana, reacciona directamente a “declaraciones oficiales del más alto nivel que niegan la existencia de grupos paramilitares”.

La guerrilla insiste en que la tregua unilateral e indefinida que declaró el pasado 20 de diciembre ha contribuido a disminuir el número de víctimas del conflicto e insiste en que “una actitud semejante por parte del Estado haría más prontamente realizable el viejo anhelo de poner fin a los sufrimientos del pueblo colombiano”.

El Gobierno y la guerrilla iniciaron la ronda 32 de sus conversaciones, iniciadas en 2012, para continuar avanzando en los puntos que actualmente ocupan a la mesa, el de reparación de la víctimas y el fin del conflicto.

El desescalamiento del conflicto en Colombia es uno de los temas que ambas partes esperan adelantar en las próximas semanas, ya que se ha anunciado la posibilidad de que comiencen a discutir un cese al fuego bilateral.

Con infromación de la Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO