Gustavo Bell descongelará diálogos con el ELN

Gustavo Bell descongelará diálogos con el ELN

13 de marzo del 2018

Gustavo Bell y gran parte del equipo negociador de paz del Gobierno llegaron a Quito para destrabar los diálogos que sostiene con la guerrilla del ELN. Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador de la guerrilla, también viajará a la capital ecuatoriana para que se reinicie el quinto ciclo de conversaciones.

Lo primero que deberán pactar los gestores y que ha solicitado el ELN y el Gobierno para sentarse con tranquilidad, es un nuevo cese al fuego con mejores condiciones y que se cumpla por ambas partes. El negociador del ELN, Aureliano Carbonel afirmó que también se planteará la inclusión de la sociedad civil en el proceso.

Por su parte, Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos, felicitó al Gobierno por retomar los diálogos y se comprometió a seguir acompañando las conversaciones. Almagro pidió “avanzar con pasos decididos en la negociación de la agenda y de un nuevo cese bilateral y definitivo”.

“Estamos convencidos de que el diálogo es la mejor senda para avanzar hacia la paz. El actual contexto plantea la necesidad de seguir trabajando fuertemente para dar solidez a las negociaciones y seguir hacia adelante en la construcción de paz”, señaló el Secretario General Almagro.

Las conversaciones habían sufrido un revés el pasado 10 de enero, tras violaciones al cese al fuego pactado. Tras un atentado en Barranquilla que dejó cuatro policías muertos, Juan Manuel Santos tomó la decisión de congelar los diálogos hasta recibir un gesto de voluntad de paz por parte de la guerrilla. 

Ese gesto que quería el presidente llegó el fin de semana pasado, cuando el ELN realizó un cese de actividades con el fin de garantizar la tranquilidad durante las elecciones legislativas del 11 de marzo, que, en palabras del gobierno, fueron las elecciones más tranquilas de la historia.

“Nada más fácil que escoger la guerra[..]. Buscar la paz, en cambio, exige paciencia, templanza, muchas veces ir contra la corriente, es decir, perseverancia y determinación a toda prueba. Buscar la paz nunca ha sido tan popular como mostrar los trofeos de la guerra”, señaló el presidente Santos al anunciar el envío de su comitiva negociadora de vuelta a Ecuador.