Escuadrón de mamás se armó contra habitantes de la calle

Escuadrón de mamás se armó contra habitantes de la calle

1 de septiembre del 2016

Mujeres del barrio Veraguas, de la localidad de Puente Aranda, cansadas de la inseguridad que genera la constante presencia de habitantes de calle decidieron formar un ‘escuadrón de cazadelincuentes’ con el que se busca acompañar a las personas que llegan a sus casa a altas horas de la noche y que han sufrido de atracos o insultos.

Las mujeres que pertenecen a este grupo aseguran que no son una suerte de cuerpo de seguridad paramilitar y que no buscan agredir a los indigentes, sino por el contrario solo quieren la tranquilidad del sector y de sus familias haciendo que los residentes no bienvenidos abandonen el sector de manera voluntaria.

Lea también:Nuevo desalojo de habitantes de calle terminó en saqueo

 “Tenemos que hacerlo, porque si no lo hacemos invaden nuestro barrio y ahí sí graves”, indicó una de las vecinas a Noticias Caracol, y añadieron que el clima de la madrugada no es in impedimento para continuar con su labor.
Estas mujeres decidieron salir a las calles acompañadas de palos, pitos y una sirena, se autodenominaron como un ‘escuadrón de mujeres cazadelincuentes’ y cada noche espantan a quienes quieren tomarse el barrio. “Es un trabajo complicado porque todas las noches hay que salir al parque a hacer guardia, pero lo hacemos por nuestros hijos” , dice otra de las mujeres que sale a cuidar el sector.
“El caño y sus alrededores, a pesar de la presencia policial y de autoridades del Distrito, es una república independiente donde se distribuye droga en las esquinas de la calle sexta con carreras 30, 31, 31ª y 32, al interior del mismo caño e incluso, nuevos ganchos están surgiendo y tomando poder”, advirtió la concejal Gloria Stella Díaz, según El Espectador. 

Respecto al tema, el alcalde Enrique Peñalosa advirtió este lunes, durante un foro en el Congreso, que no permitirá nuevas concentraciones criminales en Bogotá, como sucedió hace unos años con el Cartucho y con el Bronx, lugares donde habitaban al rededor de 800 personas en tan solo tres hectáreas.

“Habitantes de calle siempre ha habido. Ahora a la gente le parece que en los últimos dos meses han aparecido. Es como cuando alguien compra un carro de cierta marca y color y de repente ve que hay cientos de carros iguales por toda la ciudad, solo que antes no los había visto”, dijo el alcalde en el foro haciendo referencia a la problemática que ha crecido por el esparcimiento de habitantes de la calle en Bogotá.