Harry Potter Go, el nuevo juego de realidad aumentada

Harry Potter Go, el nuevo juego de realidad aumentada

5 de agosto del 2016

Pokémon Go, es un juego de realidad virtual que ya cuenta con más de 15 millones de usuarios en todo el mundo. Por ello Niantic, está pensando en preparar otro juego con la misma ideología basada en la saga de Harry Potter.

Lea también: (Video) Taxista en Bogotá estaría jugando Pokémon Go mientras trabaja

En esta versión los jugadores dejarán a un lado las pokébolas y no atraparan nada, por el contrario usarán una varita y realizarán hechizos. La idea nació gracias a un fanático de Harry Potter, Ashtyn Hannon, quien lanzó la petición de la creación de este juego y rápidamente obtuvo 40.700 firmas, llegando a los oídos de Niantic, quienes al parecer crearán el juego, aseguró Mott.

El desarrollador de Niantic, Marcus Figueroa, aseguró que la compañía ya adquirió los derechos para crear la versión de Harry Potter Go.

“Hemos adquirido los derechos para la aplicación. La demanda de este título es una locura, así que pensamos en darle una oportunidad. Queremos hacer algo con la escuela de magia y hechicería de Hogwarts que sea similar a Pokemon Pokestops en Go. A medida que se complete un sistema de misiones, posiblemente se creen nuevos eventos completamente interactivos, pero no prometemos nada aún. Eso es todo lo que puedo decir”, afirmó el mismo medio.

Además: Pokémon Go en Colombia: recomendaciones para evitar accidentes

Los jugadores podrán escoger la ‘casa’ a la que quieran pertenecer, sea Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin. Además podrán escoger el estilo de su varita mágica. Mientras se avanza en el juego, se podrán realizar hechizos si es necesario.

Cómo será una aplicación de realidad aumentada, el usuario deberá encontrar un Malfoy en la vida real para disputar con él una batalla con las varitas, para lograrlo el smartphone deberá ser agitado, quien gane acumulará más puntos para la casa que pertenece.

Finalmente los jugadores tendrán la oportunidad de buscar los horrocruxes que se encontraban en la película, entre ellos el diario de Tom Ryddley, que deberán ser destruidos en cuanto se encuentren.