Cundinamarca enfrenta incendios y heladas

Instituto Humbolt

Cundinamarca enfrenta incendios y heladas

19 de febrero del 2019

Al menos 33 municipios de Cundinamarca se encuentran en alerta roja y naranja por la variabilidad del clima en los primeros meses del año, según las autoridades las bajas temperaturas en la madrugada y las altas en el día pueden ocasionar emergencias ambientales, como incendios, en diferentes comunidades.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) emitió alerta roja por probabilidad de ocurrencia de incendios forestales en los municipios de Chocontá, Cucunubá, Guatavita, Lenguazaque, Machetá, Sesquilé, Sopó, Suesca, Tenjo y Villapinzón.

Otras 21 poblaciones tienen alerta naranja por la misma causa: Bojacá, Cáqueza, Chipaque, Choachí, Fómeque, Fosca, Gachalá, Gachetá, Guasca, La Calera, Manta, Mosquera, Paratebueno, Quetame, San Antonio de Tequendama, Soacha, Tibirita, Ubalá, Une, Ubaque y Ubaté.

Esta situación puede presentarse, según el Instituto, hasta el mes de marzo, por lo que instó a las autoridades de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento para que realicen labores de vigilancia y prevención para proteger los bosques y prevenir los incendios. Según la entidad, el país cuenta con un 80% de probabilidad del fenómeno del niño.

Sin embargo no son solo las altas temperaturas la que azotan los bosques del centro del país, el Ideam también emitió alerta amarilla para 40 municipios ante la probabilidad de ocurrencia de heladas. Al respecto, la Uaegrd recomienda a los agricultores, ganaderos y floricultores de estas poblaciones estar atentos a la evolución de las condiciones metereológicas y adelantar acciones preventivas, para proteger sus cultivos y animales.

Las autoridades recomendaron mantener las temperaturas de los cultivos con cubiertas de plástico, fibra de vidrio, red, túneles, aluminio, bambú o barreras forestales. De esta manera se evitarán pérdidas por las heladas en épocas de variabilidad climática.

Entre enero y febrero se han presentado al menos 70 conflagraciones en el departamento, que han afectado a cerca de 178 hectáreas de bosque y zonas protegidas. Frente a las alertas emitidas, las autoridades creen que la ocurrencia de incendios podría aumentar hasta el mes de marzo. Según la Corporación Autónoma Regional (CAR) las poblaciones más afectadas han sido Zipaquirá y Sibaté que han presentado los incendios más grandes con 30 Ha 17 Ha respectivamente.