ONU, CIDH y UE condenan uso de fuerza en Venezuela

25 de febrero del 2019

Denuncian presencia de grupos paramilitares.

Frontera Colombia Venezuela

Lokman Ilhan - Agencia Anadolu

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, condenó este domingo los diferentes hechos violentos que ocurrieron el sábado, en varios puntos de la frontera entre Venezuela, Colombia, Brasil y al interior del país.

La jefa de la ONU reprobó especialmente “el uso excesivo de la fuerza empleado tanto por las fuerzas de seguridad venezolanas, como por grupos pro-gubernamentales armados” que tuvieron como resultado al menos cuatro muertos y más de 300 heridos entre el viernes y el sábado.

“Se ha disparado a personas y algunas han muerto, hay quien ha recibido heridas de las que nunca se recuperará, incluyendo la pérdida de un ojo”, dijo Bachelet, según un comunicado de Naciones Unidas.

La oficina de la alta comisionada agregó que se han recibido varios informes “que apuntan al involucramiento de grupos pro-gubernamentales en los ataques violentos en contra de manifestantes”, por lo que hizo un llamado al Gobierno venezolano a “frenar a esos grupos y arrestar a aquellos que utilizaron la fuerza de manera ilegal contra los manifestantes”.

Bachelet advirtió que el uso de fuerzas “paramilitares o parapoliciales tienen una larga y siniestra historia en la región”, por lo que es “alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela”.

Por su parte, el portavoz del secretario general de la OEA, Antonio Guterres, notificó que él está siguiendo con “creciente preocupación la escalada de tensiones en Venezuela”, se mostró “conmocionado y apenado” la pérdida de vidas de civiles en lo ocurrido el sábado en las fronteras.

“El Secretario General pide que se evite la violencia a toda costa y que no se utilice fuerza letal en ninguna circunstancia”, dice el vocero en un comunicado.

También se pronunció la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, quien condenó la violencia y uso de “grupos armados” para impedir el ingreso de ayuda humanitaria al país.

“El rechazo del régimen de reconocer la urgencia humanitaria conduce a una escalada de las tensiones. Hay informes preocupantes de disturbios, actos de violencia y un número creciente de víctimas, en particular en las zonas fronterizas y entre la comunidad indígena Pemón, dice Mogherini en un comunicado.

También hizo un “fuerte llamado” a las fuerzas del orden y de seguridad para que muestren moderación, eviten el uso de la fuerza y permitan la entrada de ayuda. Repudiamos el uso de grupos armados irregulares para intimidar a civiles y legisladores que se movilizaron para distribuir asistencia”, agregó la nota de prensa.

Finalmente, recalcó que el bloque europeo ampliará la ayuda humanitaria y que “trabajará en mecanismos de coordinación más fuertes e inclusivos bajo el liderazgo de los organismos pertinentes a las Naciones Unidas”. Mogherini recordó que la UE ya ha comprometido más de EUR 60 millones entre 2018 y 2019 en ayuda humanitaria y al desarrollo, “destinada a aliviar el sufrimiento de los más vulnerables”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO