El excéntrico hijo del Chapo Guzmán

El excéntrico hijo del Chapo Guzmán

17 de agosto del 2016

Cuando se dio a conocer que Jesús Alfredo Guzmán Salazar fue secuestrado el pasado lunes a la una de la mañana mientras celebraba una fiesta, todos se preguntaron ¿Cómo? ¿Cómo el hijo de ‘el Chapo’ Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, pudo ser raptado? Las preguntas flotan en el aire, pues se trata de un alto miembro de una de las organizaciones delictivas más peligrosas del mundo, además de tener un complejo esquema de seguridad.

Lea también: Sean Penn rompió el silencio sobre encuentro con el ‘Chapo’

Alfredo Guzmán es el segundo hijo del famoso narcotraficante. Se trata de un hombre que intenta emular la carrera delictiva de su padre. Hacia el año 2009 empezó a ser perseguido por la Administración para el Control de Drogas (DEA) por presuntos envíos de estupefacientes a suelo norteamericano provenientes de Suramérica.

Además: Lujo y despilfarro, fotos íntimas del hijo del Chpo Guzmán

Desde el 2012, junto con su hermano Archivaldo, está en la lista de las personas con quienes los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido hacer negocios. En esta lista están nada más y nada menos que miembros de grupos terroristas, redes de tráfico de armas, trata de blancas y narcotraficantes.

Lea también: México acepta extradición del ‘Chapo’ Guzmán a EE.UU.

No es alguien del que se tengan muchos detalles. Se sabe de sus negocios ilícitos, entre los que se encuentran, además del tráfico de estupefacientes, lavado de activos y compra y venta ilegal de armas.

A principio de este año, en el famoso artículo publicado en la revista Rolling Stones, y escrito por Sean Penn, se pudo saber un poco de este personaje: “Es un tipo bien parecido, delgado y bien vestido, con un reloj de pulsera que podría tener más valor que todo el dinero que albergan los bancos centrales de la mayoría de las naciones”, explica el actor.

Según Penn, Alfredo Guzmán, alias ‘El Alfredillo’, era escolta de confianza de su padre y fue quien condujo el carro que llevó al actor a lugar donde estaba el Chapo. Además de esto, es un hombre de confianza, encargado de gran parte de la seguridad personal de su padre. Sin embargo, desde la captura del capo, muy poco se sabe sobre este personaje.

Posiblemente continuaba con sus actos delictivos, pero el cartel de Sinaloa se pudo ver visiblemente afectado. Como su extravagante reloj sugiere, y el hecho de ser secuestrado en medio una fiesta, Alfredo disfrutaba de la fiesta y las mujeres, igual que su padre, a quien le sigue los pasos. Fue precisamente esto lo que causó la captura de uno y el secuestro del otro.

La detención del Chapo y su posible extradición habrían debilitado la organización, creándose grupos disidentes que disputan con ellos el poder. Tal es el caso del Cartel Jalisco Nueva Generación, no de los más violentos y sádicos actualmente. Se cree que los secuestradores son de esta organización y que el rapto se dio como resultado de disputas entre carteles.

Hasta el momento, no se tienen noticias sobre el paradero ni el estado de salud de Alfredo y las otras cinco personas secuestradas en la madrugada del lunes. De igual manera, no se han hecho denuncias formales ante las autoridades por parte de familiares de alguna de las personas afectadas.