Histórica consagración de la primera obispa de Inglaterra

26 de enero del 2015

Libby Lane puso fin a 2.000 años de una tradición de jerarquía masculina.

Obispa Libby Lane

La reverenda británica Libby Lane se convirtió en la primera obispa de la Iglesia de Inglaterra tras ser consagrada en una histórica ceremonia en la catedral de York, en la que reafirmó su credo y juró obediencia a la ley canónica.

Lane asistió acompañada de su familia al servicio oficiado por el obispo de York, John Sentamu, en el que también participaron los obispos de Exeter y Chester.

Con su consagración, Libby Lane se convierte en la octava obispa sufragánea de Stockport, en la diócesis de Chester (norte inglés), donde ya ha servido durante años y ha ocupado varios cargos.

Durante la ceremonia, a la que asistieron un millar de personas, un hombre expresó su objeción al ascenso de Lane, que no obstante se llevó a cabo al haber sido aprobado por todos los estamentos de la Iglesia anglicana.

Obispa Libby Lane

Cuando el arzobispo Sentamu preguntó, como es protocolario, si la voluntad de la congregación era que se ordenara a la candidata, un asistente declaró: “No, no en mi nombre”.

Durante años, los anglicanos se han debatido sobre la ordenación de obispas, debate que concluyó con la autorización del Sínodo el pasado julio y la tramitación de nueva legislación en noviembre.

Con todo, la Iglesia de Inglaterra, oficial en el Reino Unido, ha ofrecido a las diócesis que no quieran aceptar a una mujer la posibilidad de mantener a un varón.

Vestida con la tradicional túnica y alzacuellos, Lane, de 48 años, asistió en silencio y con expresión apacible al servicio religioso durante el cual numerosos obispos depositaron en plegaria sus manos sobre ella.

Se espera que su nombramiento sea el primero de muchos de mujeres en el Reino Unido, que irán ascendiendo al episcopado anglicano a medida que vayan surgiendo vacantes.

Con agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO