Holanda le dio un trago amargo a México y lo eliminó

Holanda le dio un trago amargo a México y lo eliminó

29 de Junio del 2014

México llegó con la ilusión de superar a la poderosa ‘Naranja Mecánica’ de Van Gaal. El ‘Tri’ demostró ante Brasil que puede plantárseles a las grandes potencias, como Holanda, que arribó con sus grandes figuras, Robben y Van Persie, en plenitud. La cita en el estadio Castelao, donde un inmenso Ochoa anuló a los locales en este mismo torneo.

De entrada, el equipo azteca impuso su fútbol, achicando a Holanda en toda la primera mitad. El director de orquesta fue Rafael Márquez, el capitán que indicó cómo y cuando debía atacar su equipo.

La ‘Oranje’ esperó para contragolpear. Sin mucha creación, Holanda apostó a los errores mexicanos para hacer daño. La velocidad de Robben fue la única arma disponible de los europeos y en una ocasión con Van Persie por poco abre el marcador, algo que hubiese resultado injusto.

El gol tardó en llegar hasta el segundo tiempo. Giovanni Dos Santos puso a celebrar a los centroamericanos con un gol de camerino. Después de un mal rechazo de la saga Holandesa, el diez de México bajó una pelota de pecho y sacó un fuerte remate de pierna izquierda que sorprendió al arquero Cillesen, que no pudo evitar ver caer su arco.

Desde allí, Los neerlandeses se volcaron al área de Ochoa. Los subcampeones tomaron las riendas del partido y buscaron llegar al arco rival de todas las formas posibles. Jugaron por los costados para abrir el terreno e intentó por el medio pero no descifraban de la caja fuerte que tenía México atrás. La viveza del ‘crack de cristal’ no le sirvió para comprar faltas en el borde del área que era otro fuerte de Robben. Impotente se sintió Holanda en el terreno de juego durante casi todo el partido.

Pero llegó el susto para México. Cuando la clasificación estaba al alcance de la mano, el entrenador Louis Van Gaal encontró la fórmula. Primero, con un gol en el que Wesley Sneijder evidenció su gran pegada. De derecha, el 10 remató hasta donde no pudo llegar Ochoa y todo hizo presumir que los tiempos extra llegarían.

Pero, nadie contó con la aparición de Arjen Robben. el zurdo gambeteó en el área y fue tumbado por Rafael Márquez, haciendo que el juez indique penal de inmediato. Klas Jaan Huntelaar, alguien que nadie imaginó antes del partido, se transformó en héroe. El delantero tomó el balón, lo puso en el punto penal y descolocó a Ochoa una vez que el árbitro dio la orden. De la nada, el sueño azteca se derrumbó y la ‘Naranja Mecánica’, más defectuosa que nunca, se llevó un triunfo inmerecido pero triunfo al fin.