Holanda le dio una paliza al campeón del mundo

Holanda le dio una paliza al campeón del mundo

13 de junio del 2014

Partido con olor a revancha.  Holanda tuvo la posibilidad de enfrentarse una vez más a España en un campeonato mundial. No estaba en juego el trofeo pero para estos dos colosos del fútbol, el honor vale más que eso .El escenario, Salvador de Bahía. La ‘Roja’ se vistió de blanco pureza ante una ‘Naranja Mecánica’ que estuvo de azul eléctrico.

El juego arrancó y los Ibéricos fueron amos del balón. El fútbol que le gusta a Vicente del Bosque se puso en práctica, juego de toque, rotación y estética. De esta forma, los campeones encontraron la formula de gol.

Iniesta recibió un balón en la mitad del campo y avanzó hacía al arco rival. Enseguida, filtró un balón a Diego Costa que recibió en el área, enganchó y resbaló por una supuesta infracción del defensor Vlaar que el árbitro dio como penal. Xabi Alonso fue el encargado de ejecutar, anotando el gol inicial.

Fue el mejor momento del campeón del mundo. pero todo se desvaneció en el momento en el que Daley Blind centró desde la mitad de la cancha al área, encontró a Van Persie que dejó la marca de Sergio Ramos de lado y cabeceó para batir a Iker Casillas que quedó inmóvil. Con este resultado, el encuentro se fue al descanso pero en ese momento nadie imaginó lo que se vino.

El empate le dio bríos a Holanda. Ni bien comenzó el segundo tiempo, Robben recibió una pelota en el borde del área, enganchó y dejó pasar de lado a Casillas que volvió a ver como su arco era vulnerado. La ‘Naranja Mecánica’ se tornó más aceitada que nunca y quiso más.

Incluso Stefan de Vrij consiguió anotarse en el marcador. Después de un centro de tiro libre  al segundo palo, el defensor aprovechó una carga ilícita de Van Persie sobre Casillas y sin querer queriendo anotó el tercer gol.

Atonitos, los españoles fueron por el descuento con tanta mala suerte que llegó el cuarto de Holanda. Van Persie logró robar el balón que Jordi Alba le devolvió a su arquero. La experiencia y la vivesa del delantero holandes dejó mal parado a Iker Casillas cuando le robó el balón.

Faltaba el último de Robben.  Un balón largo que recibió a Robben desde la mitad de la cancha y se escapó hasta el arco de Casillas. Mano a mano contra el verdugo que lo ahogo el grito de gol cuatro años atrás, pero esta vez si resolvió de la mejor manera. El holandes enganchó y  dejó gateando al guardameta para anotar el quinto goL. Holanda logró su venganza pero pasó de largo, humilló al campeón y lo dejó malherido.