El cadáver que desenterraron a la espera de un milagro

17 de abril del 2019

Llevaba nueve días muerto y supuestamente había resucitado.

Resucitado Tumaco

Como una procesión de pascua, un grupo de personas se agolpó en el Centro de Salud del municipio de Llorente aclamando la resurrección de un hombre al que sus familiares desenterraron nueve días después de su muerte porque supuestamente había vuelto a la vida.

Escuche las noticias más importantes del día:

Vecinos de la institución y otros curiosos que pasaban por el lugar se detuvieron por la algarabía que se había formado. “¡Esto es un milagro, un milagro de Semana Santa!”, decían los que esperaban la salida del finado Fidel Pantoja, de 50 años, fallecido el pasado 7 de abril en Ipiales, según consignó el periódico El Tiempo.

Al parecer, varios familiares del hombre habían soñado noches antes con que volvía a la vida, hasta generar la duda de haberlo enterrado aún con el ánimo activo.

Por eso su esposa asistió al cementerio en el novenario de la muerte, para arreglar la tumba, y estando parada frente a la sepultura sintió golpes y sonidos extraños que asoció de inmediato con que Fidel estaba vivo y luchando por salir de su entierro.

Ella, junto a familiares, abrió la cripta y sacó el féretro. Desde ese momento se empezó a rumorear en el pueblo que al abrir el ataúd habían encontrado a Fidel con signos vitales y por eso lo trasladaron hasta el Centro de Salud de Llorente. Allí fue atendido por los médicos, pero estos, al parecer aturdidos por la aglomeración de personas, decidieron trasladar el cuerpo al Hospital San Andrés de Tumaco.

La gente pensó que el traslado se debía al estado de salud del resucitado y se atizó aún más la creencia del milagro. En la clínica el hecho causó estupor, lo atendieron, pero dieron finalmente el diagnóstico de los médicos fue que Fidel estaba y continuaría muerto. Diagnóstico que fue confirmado después por Medicina Legal que realizó la autopsia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO