Por ley matan homosexuales a pedradas en país asiático

28 de marzo del 2019

La ley está basada en el código Sharia (islámica).

Por ley matan homosexuales a pedradas en país asiático

foto. pxhere

El pequeño país de Brunei, en el sudeste asiático, instauró un nuevo código penal basado en la ley islámica Sharia, que condena a muerte por lapidación el sexo gay y el adulterio. Es decir que la persona, de ser hallada culpable, es condenada a morir a pedradas.

En la ley también se encuentra que los ladrones serán condenados con la amputación de la mano derecha por el primer robo y del pie izquierdo por la segunda infracción. Las aplicación de las condenas deben ser presenciadas por un grupo de sabios musulmanes.

En los últimos años el pequeño país de Brunei ha adoptado leyes mucho más conservadoras y alineadas con la ley islámica. En 2014, según reporta el diario The Guardian, Brunei decidió introducir la ley Sharia en su sistema legal por dirección del sultán. El líder político es uno de los más ricos del mundo con una fortuna que rodea los 20 billones de dólares y reclamó el trono desde 1967.

En las leyes del país también existe una suspensión a la venta y consumo de licor con penas que van desde multas hasta cárcel.

Brunei fue una colonia británica hasta 1984 y mantiene un estrecho lazo con el país inglés. La homosexualidad ha sido ilegal desde ese tiempo. Sin embargo, con la nueva ley el infractor se enfrenta a la muerte. Según el país la ley solo aplicará a los musulmanes que son más de la tercera parte del país.

Ante el anuncio del gobierno del país Amnistía Internacional (AI) publicó un comunicado en el que solicita que no se introduzcan lapidaciones y amputaciones en su Código Penal.

“Brunéi debe inmediatamente renunciar a sus planes de poner en vigor esos castigos crueles, y revisar su Código Penal para que corresponda a sus compromisos con los derechos humanos”, dijo Rachel Chhoa-Howard, experta de la organización para Brunéi.

Chhoa-Howard llamó a la comunidad internacional a condenar esas iniciativas jurídicas de Brunéi.

“Legalizar esas penas crueles e inhumanas es una atrocidad de por sí. Algunas de las posibles ofensas ni siquiera deberían considerarse crímenes, incluido el sexo consensual entre adultos del mismo género”, subrayó.

Denunció además que el Código Penal de Brunéi “restringe las libertades de expresión, religión y creencia, así como codifica la discriminación contra las mujeres y las niñas”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO