17 hostales fueron cerrados en Bogotá por insalubres

Foto: Policía - Archivo

17 hostales fueron cerrados en Bogotá por insalubres

15 de abril del 2019

En plena época vacacional las autoridades de turismo decidieron hacer una inspección a varios sitios de hospedaje que prestan sus servicios en la capital del país. Tras el operativo de revisión, 17 hoteles, hostales y residencias fueron cerrados temporalmente debido a que incumplían las normas de higiene y salubridad o no tenían al día los documentos de funcionamiento.

Escuche las noticias más importantes del día:

Debido a que a las autoridades les habían llegado varias denuncias de irregularidades en sitios de hospedaje ubicados en las localidades de Chapinero, Barrios Unidos y Fontibón, hicieron una actividad de control y verificación en la que encontraron establecimientos que tenían impedimentos para su funcionamiento.

Integrantes de la Secretaría de Salud que acompañaron el operativo, encontraron que estos lugares tenían problemas de higiene, como que los colchones y las almohadas no cumplían las normas o que los servicios sanitarios no estaban siendo atendidos con regularidad por los encargados de los lugares de hospedaje.

De la misma forma, notaron que algunos de estos hostales y hoteles estaban prestando el servicio de moteles sin tener licencias para esta actividad y que, por el contrario, había establecimientos registrados como residencias que ofrecían a sus usuarios planes para permanecer allí por varios días, como si fuera un hotel.

Las sanciones varían dependiendo de la gravedad de la contravención y los tiempos que requieran para volver a ponerse al día con las exigencias. Las suspensiones de préstamo de servicio pueden variar entre 3 y 10 días, mientras que los propietarios tendrán que pagar multas que ascienden a 830.000 pesos.

Aprovechando que por estos días miles de personas salen de sus casas, la Policía de Turismo decidió recordar a los viajeros que se informen acerca de los lugares en los que se piensan quedar hospedados, revisando que tengan actualizados los registros de funcionamiento, porque algunos no cumplen las normas exigidas y pueden ser riesgosos hasta para la salud.