¿Por qué entraron otra vez en huelga los trabajadores de GM?

17 de septiembre del 2019

Unos 48.000 miembros del sindicato comenzaron una huelga nacional contra la automotriz estadounidense.

¿Por qué entraron otra vez en huelga los trabajadores de GM?

Foto: Anadolu

Al menos 48.000 miembros del sindicato United Auto Workers (UAW) comenzaron una huelga nacional contra la compañía automotriz estadounidense General Motors, al cerrar 33 plantas de fabricación en nueve estados y 22 almacenes de distribución de piezas.

La huelga, anunciada el domingo por la UAW, es la primera contra General Motors en 12 años.

La huelga se produce después de que los sindicatos y los funcionarios de la General Motors no llegaran a un acuerdo sobre la extensión de los contratos, salarios, atención médica y beneficio de las ganancias en medio de un llamado del presidente Donald Trump para que ambos lados llegaran a un acuerdo.

El portavoz de la UAW, Brian Rothenberg, afirmó a través de una conferencia de prensa en Detroit que “a partir de la medianoche del domingo, iniciaría la huelga”.

Con sede en Detroit, la capital automotriz de los Estados Unidos, el sindicato UAW fue fundado en 1935 y actualmente tiene unos 390.000 miembros activos.

La última huelga contra la General Motors se produjo en 2007, cuando los trabajadores organizaron una huelga de dos días.

“Mientras luchamos por mejores salarios, atención médica de calidad y seguridad laboral, la General Motors se niega a poner a los estadounidenses trabajadores por encima de sus ganancias”, afirmó el vicepresidente de la UAW, Terry Dittes, en un comunicado.

En un difícil proceso de negociación, Dittes enfatizó que los trabajadores no tomaron estas condiciones actuales “a la ligera”.

La decisión de entrar en huelga se produjo después de los anuncios de General Motors de cerrar al menos cuatro fábricas en todo el país, a pesar de que las ganancias de la compañía el año pasado superaron los USD $ 8 mil millones.

Los principales funcionarios de la UAW, incluido su presidente, Gary Jones, también han sido investigados por un escándalo de corrupción que implica la supuesta malversación de fondos sindicales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO