Identifican cuerpos de la toma del Palacio de Justicia

Identifican cuerpos de la toma del Palacio de Justicia

1 de marzo del 2018

La Toma del Palacio de Justicia durante el 6 y 7 de noviembre de 1985 dejó mella en la mente de todos los colombianos . Luego de 33 años del holocausto, la Fiscalía General de la Nación identificó tres cuerpos que se encontraban desaparecidos tras los hechos.

Se trata de Libardo Durán, escolta del presidente de la Corte Suprema de Justicia; Alfonso Reyes Echandía; y los de Noralba García Trujillo y Alfonso Jacquin, guerrilleros del M-19. Los cuerpos serán entregados a sus familiares después de la coordinación con los entes judiciales.

A través de un comunicado, el ente investigador explicó: “Luego de una serie de verificaciones y estudios antropológicos y genéticos, fueron ubicados e identificados los cuerpos”.

El cadáver del escolta Libardo Durán ya había sido supuestamente entregado a sus familiares en 1985, pero tras las pesquisas de la Fiscalía se determinó que los restos entregados correspondían a los miembros del M-19 que murieron en el cuarto piso del Palacio de Justicia y no al del escolta de Echandía.

Durán fue identificado entre los cuerpos de la fosa común del Cementerio del Sur en Bogotá que fueron exhumados en 1998. Por la cantidad de cuerpos que se encontraban en esta fosa, hasta víctimas de la avalancha de Armero, se dificultó la identificación de los restos. La Fiscalía aseguró que actualmente hay certeza absoluta sobre la identidad de los occisos.

La Fiscalía y el cuerpo forense coordinarán con las familias la entrega de los restos y la corrección en el cuerpo de Libardo Durán. Noralba García será entregado a sus familiares el 2 de marzo en la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander. García había estudiado enfermería en Bogotá y trabajó en un centro asistencial de la capital.

Estos cuerpos se suman a los cinco que han sido encontrados y entregados en los últimos 2 años, de los once desaparecidos que llevan más 30 años en la penumbra. Lo que ha criticado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y los familiares de los desaparecidos es el lento proceso que se ha adelantado.

Solo uno de los militares implicados en la desaparición se encuentra condenado: Jesús Armando Arias Cabrales llamado “Vulcano 6” durante la operación de retoma. Se encuentra pagando 40 años de cárcel. Los otros investigados han sido absueltos por las autoridades, como el caso del coronel Alfonso Plazas Vega que fue absuelto en 2015 por la Corte Suprema de Justicia.

A pesar de los avances, existen muchos interrogantes sobre las acciones del Estado en la retoma del Palacio de Justicia. Por eso la Fiscalía ha dicho que continuará sus investigaciones para esclarecer los hechos que llevaron al holocausto de noviembre de 1985.