Incendios han consumido 10.000 hectáreas de bosques

26 de febrero del 2018

Algunas quemas iniciadas por campesinos se han salido de control.

Incendios han consumido 10.000 hectáreas de bosques

Fiscalía.

Las altas temperaturas en algunas zonas del país en este comienzo de año tienen en alerta máxima a algunos departamentos debido a los fuertes incendios forestales que se han venido presentando y que ya ha consumido más de 10.000 hectáreas de bosques naturales y terrenos de cultivos.

Los más recientes incendios forestales se han presentado en la región amazónica del país, especialmente en los departamentos de Meta, Caquetá y Guaviare donde ya se ha afectado el Parque Natural Sierra de La Macarena, con una quema de más de 2.500 hectáreas de zona boscosa.

Sobre la situación en el Meta, el coordinador de Gestión del Riesgo de Desastres de ese departamento, Reinaldo Romero, le informó a Kienyke.com que los bomberos están atendiendo entre dos y tres incendios por día, indicando además que Puerto Gaitán es el municipio más afectado.

Además, sobre la Macarena, aseguró que es un caso reincidente, y que aún se está atendiendo la emergencia porque no se ha podido controlar. De acuerdo con el último informe que tiene sobre los incendios que iniciaron el 5 de febrero, en el departamento se han quemado 7.165 hectáreas.

“Es preocupante la situación en el Meta por la situación climatológica y porque en muchos municipios los cuerpos de bomberos son insuficientes para atender las necesidades”Reinaldo Romero

El funcionario explicó que las emergencias, en la mayoría de casos, son causadas por la acción humana. Informó que los campesinos están realizando quema de maleza, “para ahorrar dinero en jornales” y lo que está sucediendo es que con las altas temperaturas el fuego se propaga más rápido y se sale de control.

En Caquetá la situación es similar, pues el coordinador de Gestión del Riesgo de Desastres en ese departamento, Gustavo Ortega, le contó a este medio que solo el domingo se quemaron cerca de 50 hectáreas.

También informó sobre la situación en el municipio de San Vicente, donde en tres días se han quemado más de 2.000 hectáreas de terreno. Aseguró que el problema es el mismo del Meta: “La gente no toma conciencia de esta situación difícil, de que no hay que quemar o talar”.

“Cerca del 80 por ciento de los incendios son provocados. Algunos comenzaron como incendios controlados y se les salieron de las manos a los campesinos”Gustavo Ortega

En Guaviare la situación también es crítica. Durante la visita del presidente Juan Manuel Santos, que buscaba ampliar el área protegida en el Parque Nacional Serranía del Chiribiquete, se pudo evidenciar cerca de 40 estelas de humo provocadas por incendios forestales.

En la región se han consumido, en los últimos días, cerca de 2.000 hectáreas entre bosques y potreros, afectando además la fauna de la zona. Uno de los lugares damnificados es el Cerro Azul, donde las llamas han sido controladas en un 70 por ciento por 35 bomberos y maquinaria de apoyo.

La vereda Paraíso, que está ubicada en zona de restauración del Distrito de Manejo Integrado Ariari-Guayabero, requiere atención inmediata, puesto que el fuego que se concentra en esa zona tiene la facilidad de propagarse hacia otras áreas que son importantes ecosistemas de la región.

Falta apoyo de gobiernos locales para mitigar los incendios forestales

Así lo aseguraron los coordinadores de Gestión del Riesgo de Desastres en Meta y Caquetá, que se han visto “cortos” a la hora de atender las emergencias, ya sea porque los municipios no cuentan con el personal suficiente o porque la maquinaria está obsoleta.

En el caso del Meta, Romero aseguró que los cuerpos de bomberos, como el de Villavicencio, han apoyado, pero falta ayuda de otros departamentos y de la Nación, por lo que ha sido difícil remediar la situación.

Por su parte, Ortega aseguró que en Caquetá los problemas son más graves: “Infortunadamente los señores alcaldes no han tomado conciencia de la contratación de los bomberos, y no han girado un solo peso desde diciembre, por lo que se está trabajando con las uñas”.

Indicó también que hay municipios donde ni siquiera hay máquinas para atender los incendios.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO