Indígena del Cauca muere por “disparo accidental” de un soldado

2 de marzo del 2015

Crece la tensión en esta región del país.

Indígenas del Cauca Caloto

El Ejército colombiano informó la muerte de un indígena por un “disparo accidental” de un soldado en un hecho ocurrido en el departamento del Cauca (suroeste), donde en los últimos días se han registrado enfrentamientos entre comunidades de la zona y la Fuerza Pública.

La víctima fue Celsain Fernández Rivera, del resguardo indígena de Pitayo, quien recibió ayer un balazo en el abdomen cuando estaba en una zona rural del municipio de Silvia, según un comunicado de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército.

“El soldado profesional, mientras estaba dialogando con dos integrantes de la comunidad, acciona accidentalmente el arma de dotación impactando en el abdomen del señor Celsain Fernández Rivera del resguardo indígena de Pitayo, quien posteriormente fallece”, señala el comunicado.

Silvia es un municipio de unos 30.000 habitantes en el noreste del Cauca, a unos 60 kilómetros de Popayán, la capital regional. Esta localidad tiene un alto porcentaje de población indígena de las etnias de los paeces y los guambianos que conservan sus tradiciones y están distribuidos en seis resguardos.

Según el Ejército, el hecho fue puesto en conocimiento del gobernador indígena Alirio Pito Ramos y además se dio aviso a las autoridades competentes.

Por su parte, en días pasados la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos llamó a la calma y al diálogo tras los recientes choques entre indígenas y la Policía y el Ejército.

“Es importante que se reúnan las partes a dialogar y que encuentren puntos en común para solucionar de forma negociada las diferencias. Nos preocupan los hechos de violencia”, manifestó en un comunicado Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El departamento del Cauca, uno de los más golpeados por el conflicto armado colombiano, ha sido escenario en los últimos días de protestas de indígenas, que han dejado numerosos heridos.

Los incidentes más recientes ocurrieron el pasado jueves en el municipio de Corinto, donde al menos 19 indígenas fueron heridos en enfrentamientos con la Policía y el Ejército que trataron de desalojarlos de haciendas ocupadas por los aborígenes, ante los incumplimientos del Gobierno en devolución de tierras.

Esta situación fue denunciada hoy, en una rueda de prensa en Bogotá por organizaciones indígenas, que alertaron de ataques y atropellos por parte de la Fuerza Pública.

El consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Luis Fernando Arias, manifestó que en lo que va de año se ha informado de 50 casos de indígenas, víctimas de agresiones del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad) y del Ejército.

Con información de agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO