Indígenas marcharon en Bogotá para pedir respeto a su autonomía

25 de noviembre del 2015

Unos dos mil indígenas llegaron a la Plaza de Bolívar.

Indígenas marcharon en Bogotá para pedir respeto a su autonomía

Centenares de indígenas marcharon hasta la Plaza de Bolívar para reclamar respeto a su autonomía y a los derechos de los pueblos aborígenes del país recogidos en la Constitución de 1991.

Escoltados por la denominada Guardia Indígena, un organismo que ejerce su autoridad de manera pacífica y cuyos integrantes portan bastones como prueba de su posición, los nativos llegaron hasta la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital.

En ese lugar, en cuyas inmediaciones está la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, el Palacio de Justicia, el Capitolio y el Palacio de Liévano, edificio de la Alcaldía de Bogotá, los indígenas desplegaron sus banderas y corearon sus eslóganes.

Los asistentes, unos 2.000 según los organizadores, pusieron una de sus banderas sobre la estatua de Simón Bolívar, el líder de la Independencia, que corona la plaza.

Uno de los voceros de la comunidad nasa del departamento del Cauca (suroeste), Ómar Orlando Tovar, aseguró a Efe que se desplazaron a Bogotá para “traer un mensaje de respeto por el pueblo indígena y acompañar a las mujeres en su lucha” en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra hoy.

Tovar, al igual que los líderes del movimiento, pidieron la liberación de Feliciano Valencia, encarcelado por los delitos de secuestro y lesiones personales, después de que un grupo de indígenas apresó a un militar justificando que se había infiltrado en las reuniones realizadas por los nativos.

De hecho, muchos de los asistentes portaban máscaras de Valencia para reclamar su libertad.

“El Estado colombiano, en cabeza del Gobierno (de Juan Manuel) Santos y de los operadores judiciales del Cauca han echado atrás los logros que habíamos conseguido en la Constitución de 1991”, resumió Tovar.

En su opinión, el fallo judicial contra Valencia “condena a todos los pueblos” indígenas y vulnera “el derecho” a autodeterminarse y ejercer su autoridad dentro de las comunidades.

“Ese es el motivo de estar en el centro de poder, para exigirle al Gobierno que sea coherente, que no le exija a los colombianos el cumplimiento de la ley sin que el propio Gobierno la cumpla”, concluyó.

Para tratar la situación, los indígenas convocaron una “minga” (asamblea) social y comunitaria, que comenzó este martes y se prolongará hasta mañana, en defensa de la protesta social, de la vida y de la jurisdicción especial indígena.

En ella analizarán la situación actual y recibirán al ministro de Justicia, Yesid Reyes; al defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, y a diferentes líderes de su movimiento.

*Con información de la Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO