Comenzó la movilización de más de 100.000 indígenas en el país

@ONIC_COLOMBIA

Comenzó la movilización de más de 100.000 indígenas en el país

30 de octubre del 2017

Este lunes comunidades y autoridades indígenas de distintas regiones del país se unieron en la Minga Por la Vida, una movilización que busca exigirle al Gobierno que cumpla con el acuerdo de paz que se firmó en La Habana, específicamente el capítulo sobre los beneficios para los grupos étnicos.

Más de de 100.000 indígenas del Cauca, Valle del Cauca, Nariño, Huila, Tolima, Putumayo y la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca (ACONC), van a participar en la Minga Nacional.

Los indígenas manifestaron que le siguen apostando a una paz completa y estable pero que ven con preocupación y tristeza que los hechos de violencia no paran, porque a pesar del cese al fuego y los acuerdo de paz, a los campesinos, afros, indígenas y a los líderes populares los siguen matando.

Para las comunidades, la violencia que los rodea no obedece a situaciones aisladas. Un apartado del documento de la convocatoria a la Minga Por la Vida dice que así el gobierno y algunos medios de comunicación pretendan mostrar otras causas; todo corresponde a unos intereses socieconómicos sobre los territorios, en una lucha de poder por el control territorial y la apropiación de recursos naturales como la minería legal e ilegal, la deforestación, el ecoturismo, la explotación, entre otras.

De esta manera, señalan que es evidente que existe una disputa por controlar los territorios que fueron dejados por las Farc y los territorios colectivos de los pueblos étnicos a través del despojo.

Las comunidades alertaron por el aumento de asesinatos selectivos, amenazas y persecuciones a las autoridades tradicionales, líderes, organizaciones indígenas y sectores sociales, por parte de grupos al margen de la ley como las Águilas Negras. Por medio de un panfleto que fue divulgado a través de las redes sociales, acusan de manera directa a los líderes del Cauca de ser integrantes de las Farc, al igual que declaran objetivo militar a varios miembros por defender los derechos de los pueblos indígenas.

Así mismo, solicitaron el acompañamiento de las Naciones Unidas, de los países garantes y acompañantes, de la Iglesia Católica, de la Procuraduría y Defensoría para que se solidaricen y ayuden a buscar medios alternativos de resolución de conflictos que permitan acordar una ruta de cumplimiento de los acuerdos de paz.