En Colombia, el 4,8% de la población sufre de hambre

16 de julio del 2019

Entre los 170 países analizados, Colombia ocupa el puesto 102.

En Colombia, el 4,8% de la población sufre de hambre

FAO

En su informe “El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el mundo”, publicado este lunes, la FAO indicó que el aumento del hambre con respecto al año 2017 (nueve millones más de personas) destaca el inmenso desafío que supone lograr el objetivo del hambre cero para 2030.

Escuche las noticias más importantes del día:

Según el comunicado, el hambre está creciendo en América Latina y el Caribe, y en 2018 llegó a afectar a 42,5 millones de personas, el 6,5% de la población regional.

En Colombia, el 4,8% de la población –unos 2,4 millones de personas– padece de subalimentación, mientras que en Latinoamérica y el Caribe la incidencia es de 6,5% y en Suramérica, 5,4%.

En 2006, unos 4,2 millones padecían hambre, esto es un 43% menos. La FAO calcula la población con hambre del porcentaje de la población que no accede a la energía alimentaria suficiente.

Frente al estudio, Prosperidad Social destacó que si se comparan los periodos 2004-2006 y 2016-2018 se encuentra una disminución de 2’000.000 de subalimentados.

De acuerdo con el informe de la FAO, entre los 28 países de la región que cuentan con datos, Colombia está en el puesto 20, en una lista encabezada por Haití, donde cinco de cada 10 personas sufrían ese flagelo.

Entre los 170 países analizados, Colombia ocupa el puesto 102.

“Dependiendo de la evolución de los precios internacionales de los productos básicos agrícolas, esto puede implicar el encarecimiento de la importación de alimentos, la reducción de la disponibilidad de estos en el país y el aumento de sus precios”, señala la FAO.

Índices de obesidad

Por otro lado,  el sobrepeso y la obesidad han incrementando en todas las regiones del mundo, especialmente en niños en edad escolar y adultos. Hasta 2018 el sobrepeso afectaba a 40 millones de niños menores de cinco años.

La FAO indicó que el sobrepeso está directamente relacionado con la malnutrición. “En los países de ingresos medianos altos y altos, vivir en un hogar afectado por inseguridad alimentaria es un indicador de obesidad en niños en edad escolar, adolescentes y adultos”, señala.

En este sentido, la organización añade que más de 2.000 millones carecen de acceso a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes, lo que incluye al 8 por ciento de la población de América septentrional y Europa.

La FAO alertó que la mayoría de los niños en edad escolar en el mundo “no comen suficientes frutas u hortalizas, consumen regularmente alimentos de preparación rápida y refrescos gasificados y no practican actividades físicas diariamente”.

Para detener esta epidemia, la FAO recomendó en su informe:

– Políticas destinadas a proteger, promover y apoyar la lactancia materna
– Políticas para aumentar la disponibilidad y asequibilidad de los alimentos nutritivos que constituyen una dieta saludable.
– Medidas para crear entornos alimentarios más saludables y limitar el consumo de grasas perjudiciales, sal y azúcares.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO