Inicia el paro cívico de 48 horas en Venezuela

Inicia el paro cívico de 48 horas en Venezuela

26 de julio del 2017

Este miércoles comienza el paro general de 48 horas convocado por la oposición venezolana contra el presidente Nicolás Maduro y su proyecto de Asamblea Constituyente, en un ambiente marcado por la tensión, esperanza y miedo.

El paro inició a las 6:00 a.m. con bloqueos en diferentes calles en todo el país y cese de actividades por parte de miles de venezolanos que se unieron al paro nacional que busca suspender la elección de una Asamblea Constituyente el próximo domingo.

Mientras la oposición le ha pedido a la población que se quede en sus casas durante las 48 horas del paro, el oficialismo ha desestimado los llamados y ha generado medidas para que en las instituciones estatales las actividades se desarrollen con normalidad.

Las principales centrales obreras han anunciado su participación en la huelga. “Exigimos a Maduro que quite la Constituyente porque va a traer más hambre y miseria. Sólo queremos vivir dignamente, que el salario alcance”, aseguró el sindicalista Miguel Quiroz, de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV).

Sin embargo, el gobierno también controla la estratégica industria petrolera y el sector público, de más de tres millones de empleados.

Los bloqueos en las calles, también programados por la oposición, generan temor a los brotes de violencia, como los ocurridos en el pasado paro de 24 horas la semana pasada, que dejaron cinco muertos en protestas.

Se espera que las empresas se sumen al cese de actividades y se supere 80 % de participación que tuvo el paro del 20 de julio.

En vísperas de la jornada de huelga, muchos venezolanos han acudido a diferentes medidas para prepararse. Por una parte, han acudido a los supermercados y panaderías para abastecerse de alimentos para soportar los días de protestas.

“Compré comida extra, que no se dañe: latas y congelados (…). Hay que prepararse para no morirnos de hambre”, informó Eugenia Santander, para los medios locales.

Por otro lado, frente a la incertidumbre y el miedo a la violencia, muchos venezolanos han optado por salir del país, tanto para buscar otro futuro o abastecerse de alimentos. “Tuvimos que adelantar (el viaje) porque las elecciones son el domingo y de verdad no sabemos qué va a pasar y para estar más seguros preferimos venirnos”, aseguró María de los Angeles Pichardo para AFP, luego de cruzar la frontera con Colombia.

Por su parte, el líder opositor se dirigió a los venezolanos, por primera vez después de ser trasladado desde la cárcel de Ramo Verde a su casa bajo arresto domiciliario, y les pidió participar en el paro y “seguir en las calles hasta alcanzar la libertad”. Además, hizo un llamado a la Fuerza Armada a no ser “cómplice” de un fraude constitucional.

Estas marchas se dan en contra de la polémica elección de los 545 miembros de Asamblea Constituyente, que busca reformar la Carta Magna; una medida que, según Datanálisis, ha recibido más del 70% de rechazo por parte de los ciudadanos.

Cabe recordar que el pasado 16 de julio, más de 7 millones de venezolanos votaron en un plebiscito no vinculante convocado por la Asamblea Nacional y rechazaron la Constituyente de Maduro.

Simón Calzadilla, líder opositor, también anunció una marcha para el viernes, en la que esperan se movilicen miles de ciudadanos de todos los rincones del país, bajo la advertencia de que si se insiste en la Constituyente, boicoteará la votación.

Oposición no participará en la Constituyente

La MUD aseguró que no participará en la Constituyente bajo el argumento que no fue convocada por referendo y que el sistema de elección no fue diseñado para que proteja la democracia

“Maduro pretende aislar a Venezuela del mundo democrático”, afirmó el líder opositor Henrique Capriles.

Por su parte, La fiscal general de  Venezuela, Luisa Ortega,  advirtió que la Constituyente será un “cheque en blanco” para el gobierno. “Hay que oponerse a la Constituyente. Pueblo de Venezuela, ante las severas persecuciones y dantescos atropellos, quiero que sepan que estoy resteada (jugándose todo) con ustedes”, aseguró este martes.

Sin embargo, y a pesar de los múltiples llamados internacionales, Maduro insiste en continuar con la constituyente, afirmando que permitirá la paz y el diálogo en el país.