Inician diálogos en Bolivia para poner fin a la crisis

19 de noviembre del 2019

La ONU acompaña el proceso que busca restaurar el orden

Inician diálogos en Bolivia para poner fin a la crisis

Foto: @ONU_es

La ONU en Bolivia anunció este lunes la instalación inmediata del diálogo nacional en La Paz, capital del país suramericano. El espacio busca desactivar la violencia política que viven los bolivianos desde las elecciones del pasado 20 de octubre entre quienes apoyan a Evo Morales y quienes lo rechazan.

Entre los objetivos del diálogo está definir los acuerdos para convocar a nuevas elecciones generales y alcanzar un consenso para elegir un nuevo Tribunal Supremo Electoral.

La iniciativa, convocada por la Conferencia Episcopal Boliviana, la ONU y la Unión Europea, llamó al Gobierno boliviano, a los partidos políticos y a representantes de la sociedad a acudir a las conversaciones.

Jean Arnault, el enviado personal del Secretario General, será el encargado de participar en este proceso en nombre del organismo mundial.

Un comunicado emitido por la Conferencia Episcopal resaltó el diálogo como “el mejor camino para superar las diferencias de forma democrática y pacífica” y la vía adecuada para subsanar los desacuerdos entre los bolivianos y celebrar “nuevas elecciones, transparentes y confiables”.

La iglesia también pidió a los medios de comunicación y líderes de opinión que bajen el tono de las declaraciones públicas “para facilitar el diálogo y el entendimiento entre todos”.

Bolivia vive una intensa crisis política y social desde las elecciones del 20 de octubre en las que Evo Morales fue reelegido para un cuarto mandato. Diferentes sectores políticos y sociales denunciaron corrupción en las elecciones y rechazaron los resultados. La crisis política se vio agravada a partir del motín policial ocurrido el 8 de noviembre en Cochabamba, Sucre y Santa Cruz.

El 10 de noviembre, la Organización de los Estados Americanos (OEA) emitió un informe sobre el proceso electoral y señaló graves irregularidades. Ante la evidencia, el presidente Morales anunció que convocaría a nuevas elecciones y renovaría todo del Órgano Electoral Plurinacional. Pero los cambios no fueron suficientes para algunos sectores. La Central Obrera Boliviana, el Alto Mando Militar de las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana le pidieron a Morales que renunciara y horas después el mandatario dimitió.

Luego de la renuncia de Evo Morales, dimitió el vicepresidente, Álvaro Marcelo García, los miembros de su gabinete, así como los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados.

El 14 de noviembre pasado, después de realizar consultas con varias partes, el diplomático Jean Arnault viajó a Bolivia en calidad de enviado personal del Secretario General de la ONU, António Guterres, para apoyar los esfuerzos en busca de una solución pacífica a la crisis.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO