La amenaza que se levanta contra Israel

La amenaza que se levanta contra Israel

7 de diciembre del 2017

Luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunciara el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, el grupo islamita palestino, Hamás, amenazó con realizar este viernes la tercera intifada.

“Mañana viernes 8 de diciembre será el día de la ira y el comienzo de una nueva intifada llamada ‘la liberación de Jerusalén… Se debe suspender la ocupación israelí a Jeresulén”, afirmó el líder islamista Ismail Haniyen, en una rueda de prensa en Gaza.

Ante la amenaza, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, solicitó a la comunidad internacional trasladar sus embajadas a Jerusalén con el fin de brindar el apoyo necesario y Hamás se vea obligado a suspender la intifada. Asimismo, trasladará sus fuerzas de seguridad a Cisjordania con el fin de que su comunidad no se vea amenazada por el grupo radical.

¿Qué es una intifada?

Las intifadas son las rebeliones de los palestinos de Cisjordania y la franja de Gaza contra Israel. Los objetivos de estos levantamientos aún no están claramente establecidos, algunos aseguran que su misión es combatir la ocupación de los territorios palestinos por Israel, mientras que los más suspicaces señalan que el objetivo final es lograr la destrucción de Israel.

El origen de las intifadas data de 1987, cuando los palestinos hicieron un llamado a la “guerra de piedras” contra el Ejército israelí, a lo que ellos respondieron con ataques con armas de fuego. La primera intifada finalizó en 1993 gracias a la firma de los Acuerdos de Oslo.

Desde el 9 de diciembre de 1987, hasta la fecha de la firma de firma de los acuerdos, 1.162 palestinos y 160 israelíes murieron a causa de los enfrentamientos.

La segunda intifada o Al-Aqsa empezó en septiembre del 2000, cuando el líder de la oposición israelí, Ariel Sharón, visitó la zona exterior del recinto de la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al-Aqsa, con el permiso del jefe de la seguridad israelí en Cisjordania. Esta visita, interpretada como una provocación por parte de la población palestina, generando algunos incidentes y choques entre éstos, y las fuerzas de seguridad.

Mientras que la tercera intifada está citada para el viernes 8 de diciembre y según las amenazas de Hamás, se prevé grandes escalas de violencia.