Investigarán a dos generales por atentado en escuela de Policía

10 de enero del 2020

Atentado organizado por el Eln hace casi un año atrás, el 17 de enero de 2019.

Investigarán a dos generales por atentado en escuela de Policía

La Procuraduría General de la Nación abrió una investigación disciplinaria en contra de dos altos oficiales de la Policía Nacional por el atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander cometido por la guerrilla del Eln hace casi un año atrás, el 17 de enero de 2019.

La indagación cobija al mayor general Carlos Enrique Rodríguez González, quien para entonces era director Nacional de Escuelas, y a la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra, quien se desempeñaba como directora de la General Santander.

De acuerdo al Ministerio Público, se hace necesario investigar si existió o no una conducta que pueda ser reprochada disciplinariamente al mayor general y a la brigadier general, teniendo en cuenta que pese a las pruebas recopiladas en la indagación preliminar, no fue posible establecer si los oficiales ordenaron y adelantaron las acciones necesarias no solo para salvaguardar la seguridad de las instalaciones de la escuela, sino del personal que allí labora, se capacita o se encontraba de visita.

Como parte de la apertura de la investigación se ordenó la práctica de nuevas pruebas tendientes a establecer el trámite que se dio a la valoración integral de seguridad física que realizó la Dirección de Inteligencia de la Policía, los protocolos implementados para brindar seguridad al personal y a las instalaciones y las acciones puestas en marcha para detectar las fallas de seguridad y los correctivos adoptados.

Este ataque con carro bomba, cuya autoría fue reconocida por el Comando Central (Coce) del Eln, le quitó la vida a 22 cadetes de Policía y dejó 68 heridos. En él también murió el atacante.

Desde el mismo día del atentado, las autoridades sindicaron al grupo guerrillero como responsable. Y un día después el presidente Iván Duque anunció la ruptura del proceso de paz con esta guerrilla y la reactivación de las órdenes de captura contra sus negociadores que se encuentran en La Habana, Cuba.

También generó roces diplomáticos con Cuba y Noruega, garantes de los diálogos con el grupo insurgente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO