Investigan a exgobernador de Bolívar por cartel de la hemofilia

Foto: @JCGossain

Investigan a exgobernador de Bolívar por cartel de la hemofilia

11 de agosto del 2017

La Procuraduría General de la Nación anunció que investigará disciplinariamente a otro político por el denominado Cartel de la Hemofilia, que se presento en el departamento de Córdoba.

Esta vez, la persona involucrada es el exgobernador de Bolivar, Juan Carlos Gossaín, junto con otros cinco exfuncionarios de la Secretaría de Salud de este departamento.

Según el ente de control, “los hechos que serán investigados tendrían relación con el pago indebido de servicios médicos y la compra de medicamentos sin los soportes correspondientes para pacientes con hemofilia”. Estas irregularidades habrían sido autorizados por la Gobernación de Bolívar en el año 2013 por un monto cercano a los $30.000 millones.

Para la Contraloría General, los pagos “no debían realizarse porque la atención de estos pacientes está incluida en el Plan Obligatorio de Salud y los medicamentos son suministrados por las EPS”.

Cabe recordar que el cartel de la hemofilia desangró al departamento de Bolívar, hasta el año 2013, en $25.456 millones.

Las averiguaciones se realizarán en contra de Ana María del Carmen Álvarez Castillo, exsecretaria de salud; Berta Pérez López, exsecretaria de salud encargada; Nacha Newball Jiménez, exdirectora de la Unidad de Aseguramiento y Prestación de Servicios de salud; Luis Eduardo Ortiz Herrera, anterior profesional especializado de la Unidad de Aseguramiento y Prestación de Servicios de Salud, y Emil Rangel Sosa, exdirector técnico de la Oficina Legal.

En el informe de la Contraloría de Bolivar se evidencian diferentes hallazgos fiscales, disciplinarios y penales, que evidencian que entre 2009 y 2013 se dispusieron los recursos para el tratamiento de la enfermedad para 96 pacientes de hemofilia y el departamento de Bolívar pagó a tres IPS $25.456 millones por orden de 17 tutelas.

Los giros de dinero se habrían realizado a las IPS Asitegral y Fundación Ciénaga de la Virgen, así como a la ESE Divina Misericordia.

Por su parte, el exgobernador de Bolívar ha manifestado que la comparación de lo ocurrido en Bolívar con el cartel de la hemofilia en Córdoba es inadecuada pues hubieron varias diferencias. Entre estas se encuentra que en Bolívar no hay pacientes inexistentes, los pagos a pacientes hemofílicos se realizaron mientras la secretaría de salud estaba intervenida por la Superintendencia de Salud Pública, desde antes de la llegada a su cargo y dado que el pago del tratamiento se realizó por mandato judicial.

“El asunto que ha sido investigado versa sobre el costo de los medicamentos, sobre el cual se ha explicado que en los años señalados no había tabla regulatoria de precios y los laboratorios prácticamente ejercían monopolio sobre las tarifas cobradas a las entidades públicas. Situación diferente a lo que hoy ocurre, por cuanto el Ministerio de Salud finalmente dispuso de una resolución a través de la cual se fijan los precios de los medicamentos”, manifestó en una misiva.

Por estos hechos también es investigado el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons Muskus, quien es investigado por los pagos irregulares de $44.000 millones por el cartel de la hemofilia en el departamento.

El escándalo del cartel de la hemofilia se dio a conocer en julio de 2016, cuando se advirtió que se usaban personas para que fingieran padecer hemofilia y poder hacer cobros para medicamentos no contemplados en el POS. Se estima que aproximadamente $50.000 millones se perdieron y fueron repartidos entre pacientes y políticos.