Los fugados de La Picota fueron por licor y no volvieron

Los fugados de La Picota fueron por licor y no volvieron

2 de abril del 2018

En la noche del sábado 31 de marzo, dos exmiembros de la guerrilla de las Farc presos escaparon de la cárcel La Picota. Al parecer, según han indicado testigos del Inpec y las primeras investigaciones, en la fuga estaría involucrado el guardia que cuidaba el pabellón Ere – Tres de la prisión.

En las declaraciones conocidas hasta el momento, el guardia de seguridad que estaba de turno departió con los presos mientras tomaban licor. Pasadas las horas, cerca de las siete de la noche, el trago se acabó y los ahora prófugos convencieron al guardia del Inpec para salir a recoger más trago.

El director del penal, coronel Germán Ricaurte, aseguró que los reclusos suelen fabricar licor en algunas celdas y, acorde a los indicios, es que el guardia les dio las llaves para salir al patio trasero y recoger más trago. Nunca regresaron. 

La hipótesis que se maneja es que los reclusos saltaron la pared trasera de la cárcel y escaparon hacia la zona que colinda con la localidad de Usme. Por la maniobra de escape, los miembros del Inpec consideran que los reclusos no estaban embriagados y habrían engañado al guardia.

“Es posible que en esa responsabilidad individual, él haya estado en estado de embriaguez, de acuerdo a los primeros informes. Al interior de los patios muchas veces se fabrica licor artesanal y es posible que él haya ingerido este licor y los privados de la libertad lo hayan engañado y se hayan aprovechado de la falta de responsabilidad del funcionario”, dijo el director de La Picota.

Lo más contradictorio de la declaración del coronel Ricaurte, es que este asegura que fueron los presos del pabellón quienes alertaron de la huida. Esto indicaría una falta de miembros de seguridad en los pabellones de la cárcel La Picota.

Tras las alarmas se dispuso el conteo de los presos y el dispositivo para buscar a los fugitivos en las cercanías del penal. También se alertó a la Policía Judicial, a la Policía Nacional y al CAI Palermo para empezar la búsqueda. Aún no se ha dado captura a ninguno de los dos hombres que escaparon, pero la búsqueda se extendió a nivel nacional.

 Los fugitivos fueron identificados como John Alejandro Rincón Gutiérrez y Olmedo Vargas Padilla. Ambos tenían procesos ante el tribunal de Justicia y Paz de Bogotá y habían aspirado sin triunfo a ser sometidos a la Jurisdicción Especial de Paz.