James debutó a lo campeón con Real Madrid

James debutó a lo campeón con Real Madrid

12 de agosto del 2014

Las luces apuntaron a James. Todo el mundo quería presenciar el debut del goleador del mundial en Real Madrid, campeón de Europa. El calendario quiso que su presentación fuera en un partido que definió un título oficial. La Supercopa de Europa puso cara a cara a los merengues contra el campeón de la Europa League, Sevilla, que también tuvo olor a café con Carlos Bacca en cancha.

Al lado de James, todos los cracks que conforman Real Madrid. El debut de Toni Kroos hacía menos ruido pero también era importante. Cristiano Ronaldo, Benzema, Bale, Casillas, Sergio Ramos… todos en el estadio Ciudad de Cardiff para ver al ‘ballet blanco’, que amenaza con arrasar en la temporada europea.

Pero están fríos. La temporada recién empieza y los jugadores no están con el nivel que suelen mostrar. Por eso, los merengues fallaron muchos pases en el inicio del encuentro ante un Sevilla cómodo, que esperó paciente un error y cuando este se daba, trataron de contragolpear a toda velocidad.

James arrancó por izquierda. Contrario a lo que se creyó de antemano que arrancaría como enlace entre mediocampistas y delanteros, al 10 le tocó la función que desarrolló Di María en la obtención de la Champions. Por eso, muchas veces la bola no pasó por sus pies. Cuando recibió algún pase, y luego de vencer el miedo escénico, demostró su calidad y con un centro a media altura hizo que Bale tuviera la primera chance clara de gol, pero evitó el arquero Beto.

Conforme pasaron los minutos Real Madrid se hizo amo y señor. Así fue como en una jugada rápida James tocó hacía Gareth Bale, con quien mejor se entendió, y el galés metió un centro preciso desde la izquierda al área  donde esperaba Cristiano Ronaldo, que con el gol y algunas pinturitas más en la primera mitad demostró que es rey de la ‘Casa Blanca’ más que nunca.

Con el marcador a favor para los merengues, el club sevillano se vio obligado a atacar. Ahí apareció Carlos Bacca, lo irónico es que fue con una ‘asistencia’ de James Rodríguez. El 10 quiso dar una mano en defensa y rechazó el balón de manera defectuosa con pierna derecha, con tanta mala fortuna que su compatriota, hoy rival, cazó el rebote luchando como león ante Coentrao y Sergio Ramos, lo que hizo que el balón cayera en Carriço que disparó, pero Casillas atajó y mandó al tiro de esquina.

El colombiano de Real Madrid no recibió ninguna recriminación por el error y en pocos segundos se olvidó. Más en el olvido quedó la ‘embarrada’ cuando Cristiano Ronaldo volvió a anotarse en el marcador, al comienzo del segundo tiempo.

Los madridistas movieron de aquí para allá. Kroos, Modric, Benzema, hasta encontrarlo al portugués que aceleró, remató de zurda y doblegó las endebles manos de Beto, que tuvo que ir a sacar el balón de adentro del arco mientras Real Madrid celebraba la segunda conquista.

Comenzó un paseo de Real Madrid por Gales. Sevilla bajó los brazos muy rápido, todo a causa de la impotencia que le generó enfrentar a los ‘galácticos’ merengues. Lejos de Cardiff, acá en Colombia, todo el país hacía fuerza porque llegara un gol de James y el 10 tuvo su oportunidad. Rodríguez recibió un envío de derecha a izquierda, mostró clase en el control y remató al primer palo. Ahí Beto se lució y ahogó el grito de James y de los millones de colombianos que apoyaron a la distancia.

71′ minutos marcó el tablero electrónico cuando el partido de James acabó. Carlo Ancelotti lo retiró en reemplazo de Isco y con aplausos Cardiff lo despidió. Pese a la salida del colombiano, aún quedaban 20 minutos de dominio madridista.

Dominio que apenas si sirvió para el lucimiento de Iker Casillas, necesario para el capitán merengue que anda en horas bajas. Sevilla empujó pero no pudo llevarse ni el descuento y la copa quedó en manos de Real Madrid, en las manos de James, Cristiano, Florentino y todos los madridistas que no quieren que se les escape título alguno en esta temporada que arrancó de la forma soñada.