15 horas de discurso para evitar un nombramiento de Trump

Foto: Shutterstock

15 horas de discurso para evitar un nombramiento de Trump

6 de abril del 2017

El senador demócrata Jeff Merkley tomó la palabra en la Cámara Alta estadounidense por más de 15 horas para protestar en contra del nombramiento del juez Neil Gorsuch como magistrado del Tribunal Supremo.

Merkley tomó la palabra el martes a las 06:45 p.m. hasta las 10:15 a.m. del miércoles, en uno de los discursos más largos de la historia del Senado de Estados Unidos, porque aseguró que con la elección del magistrado “había mucho en juego”.

Sin embargo, este acto de protesta, que es calificado por la prensa como “masoquismo parlamentario”, no se ha tratado como un caso de filibusterismo, porque no logró retrasar ni el debate ni la votación del candidato Gorsuch, programado para este jueves.

Merkley decidió emplearlo por el posible nombramiento del juez federal Neil Gorsuch, quien podría convertirse en uno de los magistrados más conservadores que lleguen al Tribunal Supremo.

“Por primera vez en la historia de Estados Unidos, se le ha robado un puesto a un presidente para entregárselo a otro”, denunció el senador durante su discurso, como una manera de criticar la decisión de los republicanos de esperar a un candidato afín para cubrir el hueco por el fallecimiento del juez Antonin Scalia desde febrero de 2016.

Durante su discurso, Merkley subrayó también que “el pueblo estadounidense está más que cansado de la guerra partidista” y calificó a Gorsuch de un activista de las causas de la ultraderecha.

El nombramiento de Gorsuch también implicaría que se rompa el equilibrio ideológico del Tribunal Supremo, ya que tendría una mayoría ideológica conservadora. Además, el nombramiento es de carácter vitalicio, que se mantiene hasta el final de su vida, por lo que el nombramiento ha sido particularmente polémico.

En el Senado estadounidense se necesita, en la mayoría de decisiones, una mayoría de dos tercios, es decir 60 de 100 senadores, para ser aprobada. Por esto, cualquier propuesta requiere el respaldo de ambos partidos (los republicanos cuentan con 52 senadores y los demócratas con 48). Sin embargo, con el filibusterismo, un método que los demócratas han asegurado volverán a usar para bloquear la confirmación de Gorsuch, los republicanos han advertido que buscarán cambiar las reglas para que sólo se requiera una mayoría simple (51 votos) para ratificar al juez.

El filibusterismo permite que una minoría parlamentaria retrase o bloquee una votación, como un modo de manifestar profundo rechazo de un partido a una propuesta realizada por el otro.

El método consiste en secuestrar la asamblea durante todo el tiempo como un senador pueda continuar hablando, sin hacer pausas para comer o ir al baño.

Ted Cruz también saltó a la fama por utilizar este método con un discurso de 21 horas en contra de la reforma sanitaria de Barack Obama; durante su discurso, el senador también aprovechó para leer un cuento a sus hijas a la hora en que se iban a la cama. Por su parte, el senador Strom Thurmond, de Carolina del Sur, ostenta el récord de esta técnica, al hablar durante 24 horas para protestar en contra de una legislación relacionada con los derechos civiles.