Jimmy Gutierrez, el rey de la música de bus critica a Sayco y Acinpro

Jimmy Gutierrez, el rey de la música de bus critica a Sayco y Acinpro

11 de febrero del 2016

La noticia sorprendió: la Organización Sayco-Acimpro le cobrará a las empresas de transporte público por reproducir música en los buses.

Lea también: Las prohibiciones más absurdas que siguen vigentes en el mundo

La empresa que se encarga, como lo dice su razón social, de “recaudar las remuneraciones provenientes de la comunicación y el almacenamiento digital de obras musicales”, fue duramente cuestionada.

Los usuarios del servicio público, pero sobre todo los conductores de bus, no entienden por qué se les va a cobrar por escuchar música; cosa que entre otras, hace más llevadero un día con tráfico denso en ciudades congestionadas como Bogotá.

Además: Es el reggaetón un atentado contra los derechos fundamentales?

En diálogo con KienyKe.comAndrés Roa, Director de la División de Transportes de la Oranización Sayco-Acimpro a nivel nacional, explicó los alcances de esta polémica Ley que se basa en un concepto al que llaman: comunicación pública. 

Indicó que la música se podrá seguir escuchando sin los buses sin recaudo, “si el conductor del bus es el único que la escucha; si por ejemplo usa audífonos o tiene una cabina que está acústicamente separada del resto del vehículo”, si esto no pasa, la música entra a hacer de uso público, por el cual, según la norma, se debe cobrar. “Como pasa en una discoteca o en un bar”, explica Roa.

“El uso de la música en un vehículo privado o en una casa incluso, no genera el cobro porque las emisoras hicieron este pago, pero cuando hay una comunicación al público es diferente y se debe pagar”.

SAyco

Señaló que pese a que esta Ley es vieja (existe desde 1982)  se empieza a aplicar solo hasta ahora porque “es una manera de recaudar el dinero que se ha perdido en otras épocas. Sabemos que la actividad económica del transporte es esa: transportar gente y no entretener. El pago se tuvo que haber hecho hace muchos años porque este dinero fortalece el trabajo de miles de artistas. Dos mil empresas a nivel nacional pagan a la Oranización Sayco-Acimpro por el derecho del uso de la música.

También: ¿Somos estúpidos porque nos gusta el reggaetón?

La Oranización Sayco-Acimpro empezó a hacer cumplir esta Ley en el año 2014 con el transporte municipal, en el 2015 lo hizo con el servicio especial y este año lo hará con el servicio público urbano para, como lo dijo Roa, “hacer la cobertura en todo el sector del transporte”.

Para que los conductores de servicio no tenga problemas con la Oranización Sayco-Acimpro, tendrían que pagar $ 18.000 mensuales, $206.000 anuales.

“Concertamos la tarifa. No podemos cobrarle lo mismo a una empresa grande que a una pequeña. Todas esas situaciones las concertamos con cada empresario. Para facilitar el tema de legalización lo podemos a través de gremios de transporte. Recientemente firmamos un acuerdo con Acoltex, que agremia a unas 80 empresa: unos 13 mil vehículos. Eso le da unos beneficios económicos”, dice Roa.

Pero los alcances de la Ley de la que habla el vocero de la Organización son superiores. A los taxis y a los Uber también se va a cobrar por la música que pongan durante el día.

“Recomendamos que esto sea legalizado a través de las empresas. No son más de $200 diarios , $ 6000 pesos al mes. No es una tarifa con la que se vaya a quebrar el transporte en Colombia por legalizar los derechos de autor”.

“También legalizamos el audio visual. Mensualmente un bus que transmita películas debe pagar $ 41.000”.

¿Cómo regularlo?

“Partimos de la buena fe de cada empresario. Ellos mismos nos dicen el número de vehículos que no transmiten música porque tienen cabina separada o porque no tienen radio. Solo hacemos el recaudo de los vehículos que hacen comunicación de la música al público. no fiscalizamos. La Policía de Tránsito y Transporte nos ha invitad a operativos en el que simplemente verificamos y le pedimos a los empresarios que legalicen los empresarios”.

Andrés Roa hace un llamado: “la Oranización Sayco-Acimpro no quiere que se deje de usar música porque sabemos que es un beneficio para los conductores y los pasajeros, solo pedimos que se legalicen”.

La molestia del rey de la música de bus

“Chupemos Guaro
al piso parceros
así es que uno se entretiene
después nos vamos pa’ donde las putas
pa donde las putas
patas compita nos lleven”

¿Quién no ha escuchado este coro mientras viaja en un bus de Bogotá?

Jimmy Gutiérrez, uno de los artistas de música popular más vendedores del momento, criticó la medida de la Organización Sayco-Acimpro en diálogo con KienyKe.com

“Ese es un dinero que no tendrá control. Un billete que entra (a Organización Sayco-Acimpro )y no se sabe qué se hace”. Eso limitaría mucho la música en los buses, cosa que es muy triste”.

El autor, que se salió de Sayco-Acimpro hace unos tres años , indicó que en el interior de esa organización “lo que hay es un desorden porque no ve uno las ganancias. Se gana mejor por fuera. No ve uno el incremento, uno se siente robado disimuladamente”.

A su estilo, sin pelos en la lengua y con lenguaje popular, Gutiérrez habla de las dinámicas en la Organización Sayco-Acimpro

“No iba a las reuniones, hacen un poco de simulacros pendejos y contentillos. Discriminan mucho al compositor. Obviamente desde que me retiré me ha ido mejor”.