Restos óseos serían de jóvenes desaparecidos en Usaquén

4 de mayo del 2019

Brayan, Mauricio y Juan Sebastían, son los adolescentes que desaparecieron en el 2017.

Restos óseos serían de jóvenes desaparecidos en Usaquén

@Fiscaliacol

La Fiscalía General de la Nación anunció en la noche de este viernes que funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI), encontraron restos óseos junto a prendas de vestir, en zona boscosa de la localidad de Usaquén.

“Fiscalía realizó búsqueda, hallazgo y recolección de restos óseos, encontrados en barrio Cerro Norte de Bogotá, que al parecer, corresponderían a los 3 menores desaparecidos el 22 de febrero de 2017. Laboratorio de genética del CTI avanza en identificación”, aseguró por medio de un trino el ente acusador.

Además hay información sobre tres capturas que se realizaron este sábado aparentemente de quienes estarían detrás de la desaparición de los tres jóvenes. Según han registrado varios medios, los implicados pertenecerían a una organización dedicada al microtráfico en Bogotá y habrían usado a los jóvenes para transportar lo que sería estupefacientes.

“Voy al Comunal a llevar mercados”, esto fue lo último que le dijo Brayan Andrés Montaño a su padre el día que desapareció junto a otros dos menores de edad, en el barrio San Cristóbal en el norte de Bogotá.

La última vez que los vieron fue el miércoles 22 de febrero a las 6:47 de la tarde cuando cargaban mercados en el supermercado del barrio El Codito. Los jóvenes se  movilizaban en una camioneta Land Cruiser color vinotinto que también desapareció.

En las imágenes se ve a Juan Sebastían en la parte de afuera de la camioneta. Según los familiares, Camilo conducía el vehículo y Brayan iba como copiloto.

Según testigos, los jóvenes llevaron el último domicilio al barrio el Códito, ubicado en las faldas de los cerros nororientales de la capital. El padre de Brayan comentó que incluso recibieron una  llamada en que la que aseguraban que los habían visto en ese sector. La policía no ha encontrado evidencias.

Su familiares califican como “extraña” la desaparición. Según dicen, los jóvenes no tenían problemas con nadie. Tampoco acostumbraban a llegar tarde a su hogar.

¿Quiénes son los desaparecidos?

Brayan, de 17 años, es el mayor de los tres. Hizo hasta noveno grado y no se encontraba estudiando por situaciones económicas. Le gustaba el fútbol, incluso los miércoles, mismo día en que desapareció, tenía pensado ir a jugar en compañía de un vecino. Ese día vestía camisa a cuadros café, chaleco gris, jean azul y tenis negros.

Mauricio Castillo, de 16 años, conducía la camioneta en la que se vio a los jóvenes por última vez. El vehículo está a nombre de su madre, María Alejandra Sánchez. Según su testimonio, Mauricio tenía pase, pero el día de la desaparición no tenía los papeles en su poder. Mauricio trabajaba como domiciliario en el mercado. En el momento de la desaparición vestía una camisa blanca, pantalón y chaqueta de jean y tenis blancos. “Le gusta la música, la pintura y hacer deporte”, dice su madre.

De Juan Sebastían se sabe que tenía 14 años. Trabajaba en el ‘Comunal’ llevando mercados: Tenia pantalón blanco y  chaqueta verde el día en el que desapareció.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO