Secuestran a diputado venezolano de la oposición

@JuanRequesens

Secuestran a diputado venezolano de la oposición

8 de agosto del 2018

Luego del supuesto atentado en contra de Nicolás Maduro en Venezuela, las fuerzas de seguridad del Estado, Sebin, capturaron este miércoles 8 de agosto al diputado opositor Juan Requesens y a Rafaela Requesens.

Esta captura había sido anunciada por Diosdado Cabello, quien solicitó a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela considerar este miércoles una propuesta para privar de la inmunidad parlamentaria a los diputados de oposición acusados de haber preparado un atentado contra el presidente Maduro.

El también diputado Tomás Guanipa aseguró que desconoce el paradero de Requesens pero que recibió información de vecinos sobre un asalto de cerca de 14 hombres del Sebin a su residencia, quienes lo sacaron a golpes de su vivienda. Asimismo fue capturada la líder estudiantil Rafaela Requesens, Presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

La Junta Directiva de la Asamblea Nacional y varios allegados al diputado han calificado la acción como un secuestro porque viola la inmunidad parlamentaria, la cuál fue concedida por el artículo 200 de la Constitución y que establece una inmunidad desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato. “Serán responsables penalmente aquellos funcionarios que hayan incurrido en este hecho de conformidad con lo establecido en la Constitución”.

El acto conmemorativo del 81 aniversario de la Guardia Nacional en Caracas, el sábado 4 agosto, en la avenida Bolívar (oeste), en el que Maduro ofrecía un discurso, fue interrumpido por detonaciones que según la versión oficial fueron causadas por drones cargados con explosivos.

Maduro resultó ileso, y las autoridades aseguraron que hubo siete militares heridos.

El Gobierno aseguró que por el caso hay seis detenidos, pero dijo que continuarán las averiguaciones y no descartan que se produzcan nuevas aprehensiones.

Por su parte, el presidente Maduro responsabilizó del ataque a la “ultraderecha venezolana” y al expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, cuyos representantes rechazaron la acusación.