Justicia Tributaria ve ridículo subasta de Isagén con un sólo proponente

12 de enero del 2016

A las críticas de la ONG se sumaron los senadores Uribe y Robledo.

Justicia Tributaria ve ridículo subasta de Isagén con un sólo proponente

La Red por la Justicia Tributaria en Colombia consideró hoy “ridículo” que se subaste este martes la participación que el Estado tiene en la eléctrica Isagen, ya que tras la retirada de la chilena Colbún solo quedará un postor, la canadiense Brookfield Asset Management.

“Sería ridículo que solo con un postor se desarrollara la subasta, sería un negocio con burro amarrado y sería triste que la expropiación de Isagen quedará en manos de un canadiense, sin que haya puja ni contrapropuesta, sería un grave precedente para el país que esto sucediera”, dijo a Caracol Radio el portavoz de la ONG, José Roberto Acosta.

La retirada de Colbún, anunciada por la compañía desde Santiago de Chile, obedece al aumento del precio mínimo por acción en un 21,5 %, según explicó la empresa en un comunicado.

Ese incremento fue aprobado recientemente por el Consejo de Ministros colombiano, que fijó un precio por acción de 4.130 pesos para su venta.

“(Colbún) se dio cuenta de la inconveniencia de atravesarse a la voluntad pública y desistió de pujar por un activo estratégico del país, esperamos que los piratas financieros de Canadá tomen la misma decisión”, consideró Acosta.

Según el Ministerio de Hacienda de Colombia, el valor del 57,61 % de las acciones que el Estado tiene en Isagen actualmente alcanza los 6,4 billones de pesos.

Con ese dinero el Gobierno espera financiar grandes carreteras para modernizar las conexiones terrestres del país, algo definido por el presidente, Juan Manuel Santos, como “un gran negocio para los colombianos”.

Sin embargo, diversos sectores políticos, sindicatos y ONG se oponen a la subasta e incluso han emprendido acciones legales para frenarla al considerar que el país perderá un activo estratégico.

“Todavía hay acciones legales, mañana serán muchos los frentes que se van a enarbolar para frenar la venta de Isagen y, si la terquedad del Gobierno sigue, habrá medidas posteriores a la venta para que no haya un patrimonio ilegal” indicó Acosta.

En su cuenta de Twitter, el expresidente Álvaro Uribe consideró “ofensivo con Colombia” que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, haga el desafío de “vender a Isagen de cualquier manera, así haya un solo proponente”.

El senador reiteró que “construir la infraestructura de Isagen vale más del doble del precio pretendido de venta”, estimado inicialmente en 2.000 millones de dólares.

“Venta de Isagen es enorme engaño al patrimonio público para derroche o subsidio a constructores de carreteras”, añadió Uribe en alusión a la infraestructura vial que el Gobierno espera financiar con los recursos que obtenga en la subasta.

Además, insistió en que “contrario a lo dicho” por el presidente Santos, “Isagen es estratégica” pues “operar y usufructuar una represa no lo es, construirla sí” y argumentó que los “privados no la hacen”.

Por su parte, el senador Jorge Enrique Robledo aseguró también en Twitter que la retirada de Colbún “demuestra que esa empresa nunca tomó la decisión de participar en la subasta de Isagen” y sacó varias conclusiones “graves” sobre la venta de la eléctrica.

“No hay subasta. Es una pantomima con un solo oferente, Brookfield, que pagará por Isagen el mínimo, con una pérdida enorme para el país”, expuso el senador, quien consideró que “todo Gobierno sensato suspendería una subasta que es una farsa contra el interés nacional”.

Asimismo, Robledo esgrimió que “Brookfield no es una empresa de electricidad”, sino “una especuladora que anda a la caza de ganancias fáciles como las que le darán con Isagen”.

Isagen tiene siete centrales de generación de energía, seis de ellas hidroeléctricas y una térmica, con una capacidad instalada de producción de 3.032 MW, que aportan el 16 % de la energía que el país necesita. Con información de la agencia de noticias EFE.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO