Kim Jong-nam llevaba 120.000 dólares cuando fue asesinado

Kim Jong-nam llevaba 120.000 dólares cuando fue asesinado

12 de junio del 2017

Kim Jong-nam, el hermanastro del actual líder norcoreano asesinado en el aeropuerto de Kuala Lumpur en febrero pasado, llevaba encima 120.000 dólares en efectivo que habría recibido a cambio de información, informó este lunes el diario Asahi que cita a un funcionario malasio.

Al revisar las pertenencias de Kim, la policía malasia encontró moneda estadounidense en cuatro fajos -de 300 billetes de 100 dólares cada uno, la mayoría en perfecto estadoenvueltos una bolsa negra.

Es posible que haya sido a cambio de la información que proporcionó“, dijo un funcionario malasio.

El hijo mayor del difunto mandatario norcoreano, Kim Jong-il, y medio hermano del actual gobernante, Kim Jong-un, había llegado a Kuala Lumpur el 6 de febrero y el día 9 se reunió por un par de horas en un hotel con un estadounidense que, según las autoridades de Malasia, está estrechamente asociado con una agencia de inteligencia de EEUU.

Es probable que que Kim hubiera transmitido información de inteligencia útil a ese contacto, con el que se había reunido en varias ocasiones durante visitas anteriores.

En Malasia, como en muchos países, los pasajeros que llegan o salen con grandes sumas de dinero en efectivo están obligados a declarar el importe en el control de aduanas, pero Kim viajaba con un pasaporte diplomático y no tenía que acatar el procedimiento habitual.

Kim Jong-nam, de 45 años, quien viajaba con pasaporte a nombre de Kim Chol, murió envenenado después de que dos mujeresuna indonesia y una vietnamita– le rociaran la cara con un gas nervioso en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur el 13 de febrero.

Otros cuatro sospechosos, nacionales de Corea del Norte, pudieron escapar a Pyongyang, supuestamente con la asistencia del segundo secretario de la embajada norcoreana y de un empleado de la aerolínea Air Koryo.

Corea del Norte rehusó cooperar en la investigación del caso y acusó a las autoridades de Malasia de confabularse con Seúl que desde un principio responsabilizó del asesinato a Pyongyang.

La acusación desató una crisis diplomática entre Kuala Lumpur y Pyongyang que expulsaron a sus respectivos embajadores.

Corea del Norte también anunció una prohibición temporal para la salida de malasios de su territorio nacional, a lo que Malasia respondió simétricamente.

Con información de Sputnik