‘La Casona’ del narcotráfico en Bogotá

‘La Casona’ del narcotráfico en Bogotá

20 de febrero del 2019

El comercio de sustancias psicoactivas en la localidad de Los Mártires no terminó con el Bronx, casas con múltiples salidas, vendedores informales y expendedores siguen operando en la zona para distribuir toneladas de estupefacientes en dosis mínimas.

Parte de esa estructura criminal, conocida como La Casona, fue desmantelada por la Fiscalía en los barrios La Favorita y Santa Fe, del centro de Bogotá. El ente de control extinguió el dominio de 11 bienes inmuebles, avaluados 6.300 millones de pesos que estaban al servicio del narcotráfico en esa zona.

Según las investigaciones de las autoridades, ‘La Casona’ “instrumentalizaba mujeres, especialmente vendedoras informales, para la distribución de las dosis de droga, las cuales eran recogidas en algunos de los inmuebles afectados con medidas cautelares”. También se incautaron dos automóviles y una motocicleta que estaban al servicio de la banda.

Era todo un centro de operativos que contaba con entradas y salidas blindadas, con pasillos por los que transitaban exclusivamente los cabecillas de la estructura criminal. Esta zona era conocida popularmente como La Fortaleza, dado que era uno de los mayores centros de acopio y distribución de la localidad de Los Martires.

“También hay indicios de inmuebles en los que se reunían los integrantes de ‘La Casona’ para, presuntamente, planear formas de camuflaje y venta de los estupefacientes que distribuían en el sector y cuyas ganancias ilícitas podrían ascender a 55 millones de pesos diarios”, afirmó la Fiscalía.

En los operativos se lograron incautar más de 20.000 dosis de marihuana, avaluadas en un total de 40 millones de pesos por precio al menudeo. También se encontraron en las casas documentos que daban cuenta de las líneas de distribución, expendedores y zonas utilizadas para los propósitos ilegales.

La Fiscalía aseguró que todos los bienes quedarán a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), mientras avanza el proceso de extinción del derecho de dominio. Así mismo continuará con la persecución a los líderes de organización que han sido identificados a través de documentos y videos de cámaras de seguridad.