Declaración de independencia fue una gran oportunidad perdida: Presidente catalán

15 de mayo del 2018

Quim Torra, afirmó que la declaración de independencia adoptada y automáticamente suspendida fue una “gran oportunidad” perdida para el independentismo.

Declaración de independencia fue una gran oportunidad perdida: Presidente catalán

Este martes, el nuevo presidente electo de Cataluña, Quim Torra, afirmó que la declaración de independencia adoptada y automáticamente suspendida el pasado 10 de octubre por su predecesor, Carles Puigdemont, fue una “gran oportunidad” perdida para el independentismo.

En aquella fecha, el expresidente Carles Puigdemont anunció en el Parlamento de Cataluña la adopción de una declaración independencia que asumía el “mandato” del referéndum del 1 de octubre. “Fue nuestra gran oportunidad. Había que haber proclamado la república y defenderla, y que nadie se marchara del país”, declaró Torra.

El recuento

Los datos del Gobierno catalán, en la consulta –declarada ilegal por el Tribunal Constitucional de España– informan que en ese tiempo,  votaron un total de 2,2 millones de personas (el 43 por ciento del censo), dando un respaldo del 90 por ciento a la opción independentista.

El 10 de octubre, Puigdemont compareció en el Parlamento catalán para anunciar la adopción de una declaración de independencia para que “Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”. Sin embargo, en ese mismo discurso, el dirigente independentista propuso “suspender los efectos de la declaración de independencia” para abrir la puerta a un proceso de diálogo con Madrid. Pero, finalmente, ese proceso de diálogo no se dio y el Parlamento de Cataluña adoptó una declaración de independencia el 27 de octubre que no fue implementada.

Para entonces, el Gobierno central ya había iniciado los trámites para que el Senado aprobara la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, por el cual Madrid cesó al Gobierno catalán y disolvió el Parlamento regional.

En opinión de Torra, la declaración de independencia del 10 de octubre debió haber sido defendida “sin que se hubiera tenido que marchar nadie”.

Torra respondió sobre las posibles situaciones de violencia que se pudieron generar en las calles ante estas decisiones, y aseguró que “la sociedad es capaz de hacer cosas fantásticas” y lamentó que el Gobierno catalán pecara de “paternalismo” en aquel momento, y prosiguió el presidente electo, en declarar que el independentismo ha de “saber crear una estrategia” que lleve de nuevo a ese tipo de escenario.
“Ahora la estrategia es avanzar, no ceder posiciones”, añadió Torra, que se mostró dispuesto a dialogar con el Gobierno español siempre que este garantice “bilateralidad” y “hablar del derecho a la autodeterminación del pueblo catalán”.

Con información de Sputnik

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO