La entrega del Nobel: un reconocimiento de Santos para las víctimas

La entrega del Nobel: un reconocimiento de Santos para las víctimas

10 de diciembre del 2016

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, recibió este sábado 10 de diciembre, el premio Nobel de la Paz. La ceremonia, contó con la presencia de los reyes de Noruega, Harold V y su consorte, Sonia de Noruega, en el ayuntamiento de Oslo, lugar al que llegaron varios invitados por el mandatario colombiano, y donde fue homenajeado por su compromiso con el proceso de paz.

Asimismo, el domingo Santos tendrá una reunión con la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, y este mismo día se dará un concierto en el que el colombiano Juanes cantará en homenaje al Nobel de Paz.

Cabe destacar la presencia de Bienvenida Preciado Cortés y Juan David Lopera, dos niños elegidos por la ONG  Save the Children, que representarán a  Colombia y enviarán un mensaje con el que buscan dar a conocer lo que está sucediendo con los menores de edad en una nación que ha padecido un conflicto interno que ha durado más de 50 años, según precisó Caracol Radio.

El mandatario colombiano destacó este galardón como un gran impulso para el grupo de negociadores que adelantó los diálogos de paz con la guerrilla de las Farc,, con los que logró finalizar un conflicto que ha dejado más de 260.000 víctimas y unos seis millones de desplazados aproximadamente.

Ahora bien, falta esperar a que el Congreso determine la aprobación del acuerdo lo más pronto posible, afirmó el presidente colombiano.

Santos destacó que el premio va dirigido al pueblo colombiano, especialmente a las víctimas del conflicto, y por esta razón siete de ellas lo acompañan en la ceremonia de entrega del Nobel , como invitados especiales; resalta la presencia de Ingrid Betancourt, que estuvo seis años en secuestrada, además de su compañera de cautiverio Clara Rojas, Pastora Mira, Leyner Palacios, Fabiola Perdomo, Héctor Abad Faciolince y Liliana Pechené.

Ellos acompañaron al presidente Juan Manuel Santos en la ceremonia en Oslo.

PASTORA MIRA

Oriunda de San Carlos (Antioquia). Es una de las mujeres más afectadas por el conflicto armado. Siempre se destacó por querer ayudar a los victimarios con su labor de líder comunitaria. Tras el asesinato de casi todos familiares ha luchado durante más de tres décadas por los derechos de las víctimas Según Pastora, todo puede cambiar para ver una nueva realidad que augura un buen futuro.

LEYNER PALACIOS

Sobreviviente de la masacre de Bojacá (Chocó) que se destacó como líder regional de las víctimas del conflicto en el Pacífico, convirtiéndose en vocero desde las negociaciones que se llevaron en La Habana, afirmó que  “el perdón es la clave para cambiar este país”.

LILIANA PECHENE

Líder indígena del pueblo de Misak de Wampia y representante colectiva de la comunidad para la unidad víctimas, afirmó que “decirle No a la violencia es la vía para que se incluyan los derechos de todos, incluyendo los de la comunidad indígena”.

FABIOLA PERDOMO

Viuda de Juan Carlos Narváez, uno de los diputados del valle que fueron secuestrados el 11 de abril de 2002 y que fue asesinado 5 años después de su secuestro; y agregó que” este proceso siempre fue lo que soñó su esposo, el cual siempre quiso la paz y hoy ha llegado el día D”.

INGRID BETANCOURT

Ex candidata presidencial que estuvo secuestrada desde febrero de 2002 hasta Julio de 2008, liberada por la recordada operación Jaque qiue se desarrolló por el Ejército Nacional. Ella afirmó que el fin del conflicto con la FARC, “es el final de una pesadilla” y que “perder esta oportunidad de reconciliación sería un crimen generacional”.

CLARA ROJAS

Representante a la Cámara por el partido Liberal. Permaneció 6 años secuestrada donde además vio nacer a su hijo Emmanuel, afirmó que “el perdón es clave para construir la paz en Colombia” y que “decirle no a la paz es una falta de grandeza”.

HECTOR ABAD FACIOLINCE

El escritor antioqueño fue victima del asesinato de su padre Héctor Abad Gómez uno de los mayores defensores de los derechos humanos que ha tenido Colombia. Una de sus obras se titula “El olvido que seremos”, la cual va direccionada a este sentido del final del conflicto.