Falla de San Andrés: Un tsunami de proporciones bíblicas es real

Falla de San Andrés: Un tsunami de proporciones bíblicas es real

5 de mayo del 2016

Thomas Jordan, director del Centro Sísmico del Sur de California, afirmó que la falla de San Andrés, ubicada en California, Estado Unidos, está “cargada y lista” para liberar la energía que ha acumulado durante más de 200 años.

La película estrenada en el año 2015, la falla de San Andrés, muestra lo que se  sería hoy una amenaza para millones de personas que habitan California.

El desmoronamiento del puente Golden Gate, acompañado con un tsunami de proporciones catastróficas, son los sucesos que presentó la cinta y que  pueden suceder en la vida real.

La abertura recorre más de 1.300 kilómetros de norte a sur del estado de California, delimitando la placa del pacífico con la placa norteamericana. Es una de las más investigadas en el mundo.

San Andrés fue causante del terremoto de magnitud de 7,9, que acabó con parte de San Francisco en 1906 y que provocó la muerte de 3.000 personas.  Desde entonces ha estado muy tranquila.

Los expertos aseguran, que los más de 40 millones de personas que rodean la falla deben de prepararse a un eventual catástrofe.

Lo que más causa preocupación para los científicos, es el tiempo que ha transcurrido sin que ocurra un terremoto, ya que los registros geológicos indican que lo más normal, es que entre un temblor y otro, haya 100 años.

Así explica Jennifer Andrews, sismóloga del Instituto de Tecnología de California a BBC mundo, “la parte media de la falla se rompió hace unos 160 años y la parte norte en 1906, provocando el terremoto de San Francisco”.

“La parte sur de la falla no se ha quebrado en cerca de tres siglos y sabemos que durante este tiempo la tensión se ha ido acumulando”, indicó la sismóloga. 

Según los cálculos realizados por los expertos, el temblor puede producirse en una dimensión de 7,8 en la escala de Richter, y tendría un fuerte impacto en los Ángeles, una de las ciudades más pobladas de Estados Unidos, allí habitan más de 2000 personas. Entre los daños materiales, se calculan US$200.000 millones.

“La información con la que trabajamos los científicos indica que el extremo sur de la falla de San Andrés es en la que es más probable que se produzca un gran terremoto en los próximos 30 años”, agregó Andrews,

La experta de Caltech cree que películas como “San Andrés”, recuerdan a las personas que viven cerca a la falla, que es un área de actividad sísmica alta, “por lo que deben prepararse para la inevitabilidad de un terremoto”.