En los sitios bombardeados por EE.UU en Siria no había armas químicas

En los sitios bombardeados por EE.UU en Siria no había armas químicas

26 de abril del 2018

En ninguno de los tres sitios en Sira que fueron bombardeados el pasado 14 de abril por Estados Unidos porque supuestamente había armas químicas la OPAQ ha podido encontrarlas. Hasta el momento, en las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades correspondientes, no se ha podido comprobar la presencia de material químico en el centro de investigación sirio de Barza en Damasco.

El jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General de Rusia, Serguéi Rudskói, cuestionó la lógica de Estados Unidos, Reino Unido y Francia para atacar estas instalaciones sirias; dijo que si “allí realmente hubiera habido reservas de sustancias tóxicas, los ataques con misiles de crucero habrían podido generar grandes focos de contaminación, y en el caso de Damasco inevitablemente habrían muerto decenas de miles de personas”.

Según las muestras tomadas, en los “análisis no identificaron sustancias tóxicas en la instalación destruida (…) eso muestra que en dicho centro de investigación científica desde hace mucho tiempo no se había realizado trabajo con sustancias tóxicas”, indicó.

Varios grupos de la oposición y ONG´s responsabilizaron a principios de abril al Gobierno de Siria de un ataque químico en Duma, en Guta Oriental. Por su parte, Siria y Rusa han dicho que las acusaciones sobre el supuesto ataque químico fue para involucrar a Siria y tener la excusa para luego interferir militarmente. A solicitud de Damasco y Moscú, la Secretaría Técnica de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) decidió enviar un grupo de expertos para realizar una pesquisa in situ.

Según Rudskói, en otra instalación siria atacada a mediados de abril por Estados Unidos y sus aliados, el almacén subterráneo de Him Shinshar, en la provincia de Homs (centro), “nunca se desarrollaron ni se guardaron armas químicas”.

En otros de los sitios bombardeados por la potencia norteamericana se fabricaban medicinas contra el cáncer, según Said Said, jefe del Departamento de Polímeros y Ciencia de materiales del antiguo centro de investigación.

“Nuestro instituto trabajaba en dos campos, productos farmacéuticos, como el desarrollo de fórmulas químicas para medicamentos contra el cáncer, ya que durante siete años de guerra debido al embargo impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea, Siria no podía importar medicamentos contra el cáncer”, dijo Said.