¡Las 7 maravillas! Alemania humilló al peor Brasil

8 de julio del 2014

Goleada histórica que acaba con el sueño del anfitrión que nunca jugó bien en su mundial.

¡Las 7 maravillas! Alemania humilló al peor Brasil

Brasil está de luto. Las esperanzas de avanzar a la final de su mundial superando a Alemania fueron muchas pero en no tardaron demasiado en esfumarse. El Estadio Mineirao vio cómo se escribió uno de los capítulos más vergonzosos de la historia del fútbol brasileño, lo que el viernes pasado fue euforia por eliminar a Colombia, hoy se transformó en llanto desconsolado sufriendo una derrota escandalosa.

Brasil inició el encuentro imponiendo su ritmo feroz y voluntarioso pero carente de fútbol. Alemania supo resistir los primeros minutos y no desaprovechó las oportunidades que tuvo para maltratar a un gigante que lució más inofensivo que nunca.

El primer golpe teutón llegó al minuto 11. Thomas Müller interceptó un tiro de esquina en el centro del área y con total comodidad abrió el marcador. El gol cayó como balde de agua fría para los aficionados brasileños pero eso no sería todo, lo peor estaría por llegar.

Con una inspiración divina, Alemania demostró que dominaba todos los recursos necesarios para darle la estocada final a Brasil. Primero con Miroslav Klose. El delantero anotó el segundo gol al minuto 23 y de esa manera se convirtió en el máximo goleador de los mundiales con 16 anotaciones, una más que Ronaldo. Sí, para colmo de males, un alemán dejó atrás el récord de un brasileño siendo protagonista de una tortura para los pentacampeones.

La lluvia de goles no paró. Con una velocidad en ataque que dejó impávidos a los defensores locales, Alemania anotó tres goles más en cinco minutos: dos de Tony Kroos y uno de Sami Khedira. Apenas al minuto 29 del primer tiempo, el pentacampeón perdía 5-0 ante su gente, en su casa. Las gotas de sudor derramadas por los jugadores brasileros pasaron a ser lágrimas de dolor en los aficionados cariocas.

Con una ventaja más que considerable, Alemania levantó el pie del acelerador. Un Brasil noqueado no tuvo los recursos futbolísticos para incomodar al portero alemán Manuel Neuer, el tiempo transcurrió más lento que nunca para los brasileros, el partido se convirtió en una pesadilla interminable que alcanzó niveles escandalosos. El primer tiempo finalizó y muchos de los espectadores empezaron a desalojar las graderías del estadio, la vergüenza era tal que nada podría remediar tal caos.

Para la segunda mitad Brasil recurrió al poco honor que le quedaba para revertir la situación. Sin embargo, para pesar de los dirigidos por Luiz Felipe Scolari, el arquero Neuer lució más invencible que de costumbre. Una serie de atajadas lujosas del alemán llevó a la impotencia a los verde amarelos.

Alemania no se conformó con cinco goles. Miroslav Klose se retiró del campo de juego ovacionado por los brasileros y dejó su lugar a André Schurrle quien no desaprovechó la oportunidad para dejar su sello en este hecho histórico, marcó la sexta y séptima anotación de una noche tenebrosa en Belo Horizonte. Como consuelo, Oscar descontó al minuto 90 con un gol insuficiente para sanar la herida tan grande que generó la penosa presentación de su equipo.

De esta manera, Alemania se encargó de confirmar que la Brasil de este mundial rayaba con la gloriosa historia que escribieron jugadores como Pelé y Ronaldo. A partir de ahora, en el anal de los capítulos vergonzosos de la historia brasilera acompañará al ‘Maracanazo’ de 1950 esta derrota 7 por 1 a manos de una Alemania que llega con la camiseta inflada para disputar el título de un mundial que perdió de manera estrepitosa a su organizador.

Por: Sergio Jácome

En Twitter: @Sergio_Jacome

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO