Las enmiendas de los lores al Brexit

Las enmiendas de los lores al Brexit

8 de marzo del 2017

La Cámara de los Lores aprobó el proyecto de ley que autorizaría a Theresa May, primera ministra de Reino Unido, comenzar el proceso de ruptura con la Unión Europea. Sin embargo, el proyecto no salió inmune del debate, sino que la Cámara alta le realizó dos enmiendas que podrían poner a May en aprietos.

A pesar de que el texto pasó sin objeciones el debate en la Cámara de los Comunes, durante 40 horas, los lores discutieron el escueto texto, que permitirá realizar una enmienda a la ley para que el Artículo 50 del Tratado de Lisboa se ponga en marcha, y realizaron dos objeciones importantes para finalmente aprobarlo con una mayoría de 366 a 268 votos.

Las enmiendas

La primera enmienda la realizaron la semana pasada cuando los lores recriminaron a la primera ministra el no reconocer los derechos de los tres millones de inmigrantes que residen en Reino Unido y la instaron a reconocer y garantizar sus derechos unilateralmente antes de que entre en discusión en Bruselas.

En esa oportunidad, los lores resaltaron la importancia de un acuerdo de transición en el sector financiero y recomendó que May le conceda “un nuevo estatus” a los inmigrantes que estén en territorio británico.

Por su parte, la segunda enmienda le concede al Parlamento “un voto significativo” sobre el acuerdo. Esta clausula establece que el parlamento deberá aprobar la eventual decisión de abandonar la Unión Europea sin acuerdo, ya que, según afirmo Lord James Bridges, esto le quita margen de maniobra a Theresa May e incita a la UE a ofrecer un mal convenio.

Por lo tanto, Bridges afirmó que el Parlamento “que defenderá los intereses nacionales e informará periódicamente al Parlamento”. De la misma forma, Lord Michael Westminster, ex viceprimer ministro de Margaret Thatcher, defendió el derecho del Parlamento a tener la última palabra  y declaró:

“El 48% de los británicos que votó por la permanencia y cuya opinión ha sido totalmente marginada en el proceso”.

La enmienda establece que en un periodo de dos años, el acuerdo alcanzado entre Reino Unido y Bruselas sea votado en el Parlamento británico antes de que sea aprobado y, así el Ejecutivo se reserva el derecho a definir “el futuro de las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea”.

Por otra parte, los lores también rechazaron otras enmiendas, en las que se incluye la celebración de un segundo referendúm. Sin embargo, estas dos enmiendas suponen una importante obstrucción a la intención de Theresa May de realizar el Brexit antes del 25 de marzo, cuando se celebre la cumbre europea.

Una posible demora en el calendario

Ahora el texto será devuelto a la Cámara de los Comunes, donde los diputados deberán pronunciarse acerca de estas propuestas.

En caso de que la Cámara baja rechace las enmiendas, que parece ser lo más probable, el texto se devolvería a la Cámara de lores , donde entonces se debería reconocer la decisión de los comunes y respaldarlos. Sin embargo, es probable que el calendario de May se retrase una o dos semanas.

Sin embargo, una vez superada la barrera parlamentaria, Theresa May podrá poner en marcha el Artículo 50 e iniciar formalmente las negociaciones de salida.