Lección a contratistas que se tomaron foto con Popeye

Foto: Alcaldía de Medellín

Lección a contratistas que se tomaron foto con Popeye

3 de enero del 2018

Una foto de tres contratistas del municipio de Medellín que posaban sonrientes para tomarse una foto con Popeye, quien fue sicario de Pablo Escobar, se regó como pólvora por redes sociales el pasado 29 de diciembre, al punto de que el mismo alcalde reaccionó desde su cuenta de Twitter en contra de esa conducta. 

En el trino, Federico Gutiérrez anunció acciones claras ante este incidente y muchos pensaron que las protagonistas de la fotografía habían sido despedidas, ya que el mandatario afirmó que ante personajes como ‘Popeye’ (Jhon Jairo Velásquez) y otros actores que le han hecho tanto daño a la ciudad y al país con su participación en el negocio del narcotráfico, había que tener “cero tolerancia”.

Pero Gutiérrez en lugar de sacar a las mujeres de su administración decidió darles una lección de historia en el Museo Casa de la Memoria, que está ubicado en el barrio Boston, en el centro oriente de Medellín. 

En este lugar, las contratistas pudieron conocer de primera mano las consecuencias del narcotráfico durante las últimas décadas del siglo XX y enterarse de las miles de víctimas que dejó este flagelo en la capital de Antioquia. 

“La primera decisión fue que se tenían que ir. Pero al otro día pensé con más calma: ¿Qué gano yo si se van?, ¿qué queden desempleadas para que lleguen tres mujeres u hombres más y se vuelvan a tomar una foto con un referente de ilegalidad? Por eso las invité al museo, para recorrer la exposición sobre la Medellín de los 70, 80 y 90 y que ellas mismas sacaran su conclusión sobre si lo que hicieron estaba bien o mal hecho”, comentó el alcalde Gutiérrez. 

El gesto de pedagogía del mandatario fue resaltado por cientos de usuarios de Twitter, en donde los comentarios no se hicieron esperar. 

“Hay que reconocer que nos deja sorprendidos, no esperábamos que usted hiciera de ese nefasto acontecimiento un acto de sensibilización y pedagogía. Se esperaban represalias y vaya sorpresa; el que salió ganando fue el Museo de la Memoria al que hay que visitar”, expresó Gabriel Jaime Grisal.

Lucar Jaramillo, por su parte, comentó: “¡De aplaudir este gesto! Otro pasa la carta de despido, creando más rencor. Hay que educar a las personas!”. 

Para Gutiérrez, la lección de la fotografía con ‘Popeye’ es que “siempre hay que hacer memoria”. Y añadió: “Que nunca se nos olvide el daño que muchas personas hicieron y sobre todo que nunca se nos olvide el dolor de las víctimas”. 

Finalmente, a las personas que se siguen tomando fotos con Jhon Jairo Velásquez y otros personajes como él, el alcalde les pidió: “Visiten el Museo Casa de la Memoria y comprendan el daño tan grande que ha hecho el narcotráfico y la cultura de la ilegalidad. Enseñando lo que realmente pasó en la ciudad vamos a cambiar esta mentalidad”.