Se busca que los colombianos lean 3.2 libros al año

Se busca que los colombianos lean 3.2 libros al año

17 de marzo del 2015

Para nadie es un secreto los bajos índices de lectura de los colombianos, que actualmente se ubica en 1.9 libros al año, muy por debajo de los siete libros promedio que se leen los ciudadanos de países desarrollados como Reino Unido, Francia y Holanda.

Esta necesidad se convirtió en un reto para el Gobierno de Juan Manuel Santos y la Fundación Bill & y Melinda Gates, que convirtió en beneficiario a Colombia en su programa ‘Global Libraries’ (Bibliotecas Globales). La fundación del CEO de Microsof y el hombre más rico del mundo, según Forbes,  hará una inversión de 15 millones de dólares.

Por su parte, el gobierno aportará otros 21 millones dólares para fortalecer  una ambiciosa meta: que los colombianos lean 3.2 libros al año e incremente su comprensión lectora a través de estímulo del uso de tecnologías de la información.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien recordó que su madre doña Clemencia Calderón, le leía cuentos sin llegar al final para estimular la lectura del futuro jefe de Estado, aseguró que reunirá esfuerzos para que al final de su segundo mandato los colombianos lean por lo menos 3,2 libros al año e incrementen su comprensión lectora.

Para este propósito se formalizó la asociación entre el Ministerio de Cultura y la Fundación Bill & Melinda Gates, para fomentar el uso y la apropiación de las nuevas tecnologías en 1.200 bibliotecas públicas de la Red Nacional.

Esta iniciativa, que contará con una inversión total de más de 36 millones de dólares, busca mejorar la prestación de servicios bibliotecarios a nivel nacional, mediante tecnologías que promueven el desarrollo humano, social y económico, sumando esfuerzos al propósito de mejorar los índices y la calidad de lectura de los colombianos.

Deborah Jacobs, representante de la Fundación Bill & Melinda Gates, en su visita a Colombia en el lanzamiento del convenio, resaltó la importancia de las bibliotecas públicas en la construcción del tejido social, especialmente en Colombia, donde aún hay rastros de conflicto.

Fundación Bill Gates

Deborah Jacobs, representante de la Fundación Bill & Melinda Gates

Sin embargo, Deborah, quien se desempeñó como bibliotecaria durante 11 años en Estados Unidos, resaltó la necesidad que “el sostenimiento de las bibliotecas beneficiadas dependerá de los aportes del gobiernos locales. No puedo imaginar un mejor camino para impulsar la paz que la educación. Esta visión apoya la convicción de la familia Gates, de que cada familia tiene derecho a llevar una vida digna”, señaló Jacobs.

Ella empezó su carrera como bibliotecaria para niños hace más de tres décadas y ha recibido varias distinciones a lo largo de su carrera. Entre ellas, Deborah ha sido mencionada por la revista Seattle Megazine como uno las 25 personas más influyentes en Seatlle. Por esta razón, Bill Gates se fijó en Jacobs para que liderara la tarea filantrópica de su fundación.

El ‘Proyecto Uso y apropiación de TIC’s’ también cuenta con aportes del Ministerio de Cultura, y se implementará en el marco del Plan Nacional de Lectura y Escritura del gobierno ‘Leer es mi cuento’. Además, la organización Microsoft también se unió a la ejecución de la iniciativa con una contribución de 836.000 dólares para la fase de planeación y 6.207.136 dólares para la implementación.

A su turno, el jefe de Estado dijo que espera que los usuarios puedan satisfacer sus necesidades aprovechando la tecnología, puesto que además de una conexión permanente a Internet, tendrán acceso a diferentes colecciones digitales.

“Además de conectar las bibliotecas, se repartirán colecciones regionales digitales y se está trabajando en una Biblioteca Básica de Cultura Colombiana, para que estén en las tabletas que se entregarán a la Red. Y algo muy importante: se implementará la estrategia “Tutores y Promotores Departamentales”, pues, aparte de equipos de última tecnología, debemos capacitar al personal bibliotecario”, señaló el presidente.

Esta iniciativa que se implementó en el marco del Plan Nacional de Lectura y Escritura del Ministerio de Cultura de Colombia, ‘Leer es mi cuento’, busca fortalecer las bibliotecas públicas del país para que sean reconocidas como espacios que ofrecen servicios utilizando la tecnología de forma creativa, que responden a las necesidades y expectativas de las personas mediante el fomento de la lectura, y el desarrollo cultural y comunitario.

Países como Estados Unidos, México, Chile, Polonia, Ucrania, Vietnam, Lituania, Indonesia, Bulgaria, Rumania, se han beneficiado con esta importante tarea filantrópica liderada por Bill Gates, el hombre más rico del mundo según Forbes y su esposa Melinda.

En Colombia, este proyecto tiene como antecedente una fase de planeación que inició en septiembre de 2011 y que realizó acciones de consulta e investigación y un piloto en 26 bibliotecas públicas para promover el aprendizaje digital.

¿Quiénes son los beneficiarios?

1.200 bibliotecas, 1.800 bibliotecarios, 180 mil personas capacitadas en alfabetización digital, 90 mil personas en alfabetización informacional y 2.4 millones de usuarios de la tecnología en bibliotecas. Contarán con acceso a internet, ipad, pantallas y dotación de libros de diferentes especialidades, además de programas para el fortalecimiento de la lectura en niños y adultos.

La organización Microsoft también se ha unido a la ejecución de esta iniciativa con un aporte de US$ 836.000 para la fase de planeación y más de 6 de millones de dólares representados en licencias de software para uso público en las bibliotecas colombianas.

¿Qué acciones ejecutará el proyecto?

En tecnología, mejorar el acceso a la información en las bibliotecas públicas mediante la dotación de tecnología complementaria, el monitoreo de las condiciones tecnológicas y la generación de capacidades en el personal bibliotecarios para su soporte técnico.

Mientras que cuanto a la formación, se buscará que los bibliotecarios desarrollen las competencias por medio del uso de las tecnologías para atender las necesidades de estudio de la comunidad y posicionar la biblioteca en cada sitio donde se encuentre.

En un periodo de tres años, a partir de marzo de 2015, esta propuesta tiene como meta mejorar las condiciones físicas y tecnológicas de las bibliotecas mediante la entrega de tecnologías complementarias a 1.200 bibliotecarios.